EMOLTV

Arquitectos consideran ''innecesaria'' renovación de la Ley del Mono

Entidad colegiada dispone de un Servicio de Asistencia Técnica (SAT)con el cual puede patrocinar aquellos proyectos que sean de carácter social.

24 de Junio de 2007 | 20:24 | El Mercurio Online

SANTIAGO.- El Colegio de Arquitectos de Chile emitió un pronunciamiento oficial en relación con los intentos que buscan renovar la vigencia de la Ley 19.583, del año 2002, más conocida como la “Ley del Mono”, mediante la cual se busca regularizar las construcciones de bienes raíces urbanos que no cuentan con recepción definitiva.


 “Llama la atención que exista preocupación por un tema que no representa ningún apremio ni riesgo para la ciudadanía, al no poner en riesgo el patrimonio económico de quienes habitan viviendas sin permiso”, dijo la organización, en un comunicado de prensa.


A juicio del Colegio de Arquitectos, “los problemas que aquejan hoy día a la vivienda están relacionados precisamente con que hayan sido ejecutadas sin la atención profesional que resguarde la calidad de la edificación y sus condiciones de seguridad y habitabilidad para sus usuarios”.


También se indica que la Ley 19.583 o Ley del Mono fue concebida hace 20 años, teniendo como uno de sus objetivos resolver los problemas de familias de escasos recursos. No obstante, en la actualidad, no existen los mismos indicadores de pobreza y el ingreso promedio per cápita se ha más que duplicado.


Crecimiento desordenado


“Nuestras ciudades se deterioran por su crecimiento desordenado, al margen de las normas de la planificación territorial. Creemos que uno de los aportes más perjudiciales a los derechos de la comunidad toda lo han constituido los “beneficios” de las leyes de regularización, que desde 1987 se han venido aplicando en el país, con intervalos de 10 años”, sostuvo.


"Por lo tanto, estas leyes de carácter transitorio, se han convertido en la práctica en leyes permanentes. Por otra parte, entendemos que su aplicación no regularizan las edificaciones (lo que significa colocar en regla) sino significan blanqueos a la trasgresión de las normas”, indicó.


Agregó que "en efecto, la vulneración de las disposiciones de los planes reguladores sobre los coeficientes de ocupación de suelo, de constructibilidad, de alturas máximas, ocupación de antejardines, etc., han hecho que en muchos barrios la imagen urbana que se ha previsto para ellos, sea sólo un propósito en la letra”.


La entidad enfatiza, conforme a lo anterior, en que es “altamente inconveniente que esta legislación tenga efectos sobre las normas urbanísticas, que son las que definen y garantizan las características de los barrios y las ciudades. Esta iniciativa esta en absoluta contraposición con el plan anunciado por la actual Ministra de Vivienda y Urbanismo de rescate y mejoramiento de los barrios”.


Como una medida de solución integral del problema de regularización, el Colegio de Arquitectos propone que se estudie una modificación al artículo 5.1.24. de la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones, incorporando al Servicio de Asistencia Técnica del Colegio de Arquitectos en cada región para que pueda patrocinar los proyectos que tengan carácter social. Junto con ello, establecer una rebaja del 50% en los derechos municipales para estos casos.