EMOLTV

Gobierno admite retraso en deportación de Zakarach y envía abogado a Brasil

El canciller Alejandro Foxley señaló que la petición del Ministerio Público de Florianópolis de mantener el régimen de prisión administrativa para Rafael Maureira Trujillo "está demorando las cosas".

25 de Junio de 2007 | 16:20 | El Mercurio Online
imagen

El abogado Jorge Claissac viajará esta tarde a Brasil.

La Segunda

Escuche a Foxley


SANTIAGO.- Tras conocerse la petición del Ministerio Público de Florianópolis de mantener el régimen de prisión administrativa para Rafael Maureira Trujillo, el canciller Alejandro Foxley confirmó que esta situación retrasa el regreso de "Zakarach" a nuestro país.


"Hay un trámite judicial que se ha iniciado por parte de este procurador que tiene que ser recogido por la jueza de Santa Catarina y eso, de alguna manera, está demorando las cosas. El Poder Judicial en Brasil, igual que en Chile, es independiente del Ejecutivo", manifestó Foxley.


El secretario de Estado llegó esta tarde hasta el Palacio de La Moneda junto al embajador en Brasil, Álvaro Díaz, para reunirse con la Presidenta Michelle Bachelet a fin de entregarle a la Mandataria los últimos antecedentes de este caso.


Ante este escenario, el Gobierno decidió enviar al jefe del equipo jurídico del Ministerio del Interior hasta la ciudad de Florianópolis con el fin de agilizar los trámites para que el ex prófugo de la justicia sea retornado a nuestro país.


El abogado Jorge Claissac viajará esta tarde, a las 19.30 horas a la ciudad brasilera acompañado por el embajador Álvaro Díaz. 


Conversaciones entre cancilleres


El canciller explicó que ha conversado con su par brasilero, Celso Amorim, tomando un cariz más elevado, ya que hasta esta mañana los contactos se habían mantenido a nivel de vicencancilleres.


Como ya se había adelantado el fin de semana, el Gobierno de Lula ya tomó la decisión de expulsar a Maureira, sin embargo –según explicó Foxley- la petición de hoy retrasa el trámite. "La decisión del Ejecutivo de Brasil es firme y la tengo garantizada al más alto nivel, al nivel del canciller de Brasil (pero) en esto hay un tema judicial y esperamos que se resuelva lo más prontamente posible", afirmó.

La jueza Ana María Krammer resolvió devolver el oficio del caso Maureira al Ministerio Público para que éste se pronuncie nuevamente sobre la situación judicial de Rafael Maureira en Brasil.

Según se informó en Florianópolis, el Ministerio Público podría tomar la decisión hoy o mañana respecto del oficio.

Dicha respuesta va a manos de la jueza, y ella resolvería si en este caso corresponde a una deportación simple o si se envían los antecedentes al Tribunal Supremo Federal de Brasil.

De ocurrir esto último, el  Tribunal Supremo Federal deberá determinar si procede la deportación o se toma otro camino.