EMOLTV

PS y Cancillería acuerdan mejorar coordinación para evitar nuevos roces

El ministro Alejandro Foxley visitó la sede del PS para acercar posturas luego de la polémica generada por el viaje de la colectividad a Argentina en medio de la crisis del gas.

26 de Junio de 2007 | 10:35 | Karina Morales, El Mercurio Online

SANTIAGO.- En la que calificaron como una "reunión muy amistosa y muy cálida", el canciller Alejandro Foxley y la mesa directiva del Partido Socialista hicieron oficialmente las paces luego de la polémica generada el mes pasado por el viaje de la colectividad a Argentina para intermediar en la crisis del gas.


La cita iniciada a las 09.00 horas en la sede del partido, sirvió para que las partes acordaran llevar a cabo una mejor coordinación sobre temas de relaciones internacionales y evitar de esta forma cualquier tipo de nuevos roces.


Así lo explicó a la salida del encuentro el timonel socialista, Camilo Escalona, quien aseguró que su tienda seguirá desarrollando "muy intensamente" esta agenda internacional que calificó como "útil y positiva" para el país.


"Nos vamos a coordinar de mejor manera y vamos a informar más fluidamente a la Cancillería con el objeto de que no haya ningún tipo de interferencia o de iniciativas que resulten a la postre inconvenientes", afirmó.


De paso, aprovechó la ocasión para retractarse públicamente de las palabras que usó tras su viaje a Argentina, cuando incluso acusó la existencia de una "burocracia" en la Cancillería que afectaba las relaciones entre Chile y el vecino país.


"Siento la obligación de señalar que todo lo que nosotros hicimos fue positivo. Ahora bien, en el caso de que algunas de mis expresiones resultó hiriente para el Canciller, por cierto que esas expresiones yo las retiro", dijo Escalona.


"Si en algún momento esto (la gestión socialista) se vio afectado o interferido por expresiones que trasladaron desde el ámbito político al personal el trabajo que nosotros estábamos realizando con un espíritu de servicio público, por cierto que estamos dispuestos a corregirlo", agregó.


Las palabras del senador socialista fueron reforzadas por el canciller Alejandro Foxley, quien precisó que el encuentro de esta mañana permitió acordar la realización de nuevas reuniones para fortalecer el diálogo y evitar eventuales problemas entre ambos, debido a la "intensa" agenda internacional que tiene programada el PS para el futuro.


Aporte partidista


El ministro Foxley recalcó que la política exterior la define el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet y la desarrolla la Cancillería, pero valoró el esfuerzo que ha hecho el PS en esta materia ya que, según dijo, "el mundo político tiene un rol fundamental en el mundo globalizado, que es trabajar en coordinación, complementariamente a lo que es esa política exterior definida por la Presidenta".


"Nosotros desde el primer día hemos buscado una cooperación activa del mundo parlamentario y de los partidos, y yo diría que en general el aporte ha sido un aporte muy útil para nosotros", añadió.


Foxley reiteró, además, que su ministerio siempre estuvo informado de la realización del viaje de la directiva PS a Argentina y dio por terminado el impasse que se produjo entre ambos. "Es un tema que está superado, no creo que haya sido tampoco un gran problema", aseveró.


Sobre la relación que mantiene con el embajador en Argentina, Luis Maira (PS), el canciller enfatizó que éste "está haciendo muy bien su labor como embajador y por lo tanto no hay que especular más respecto a esa materia".


Asimismo, recalcó que su cartera tiene "una buena relación de trabajo" con todos los dirigentes del PS y con todos los representantes chilenos en distintas partes del mundo.

La próxima semana el Partido Socialista recibirá en su sede de París 873 a una delegación del APRA, partido del gobierno peruano de Alan García.

El secretario general del APRA, Mauricio Mulder, dijo que la siguiente reunión se efectuará en Lima, aunque aún no tiene fecha.

Según explicó el dirigente peruano a un medio de su país, el objetivo de ambos partidos es tratar las relaciones bilaterales con mayor libertad y amplitud política, sin las dificultades y rigideces que tienen los gobiernos y los diplomáticos.

El PS y el APRA se consideran hermanos ideológicos. De hecho, han mantenido tradicionales lazos de amistad en los últimos años.