EMOLTV

Fujimori intentó ser candidato en otro partido antes de postular por el NPC

El ex Presidente peruano pidió ser aspirante a la Cámara Alta de Japón por el Partido Democrático de Japón, informaron fuentes políticas.

29 de Junio de 2007 | 06:48 | EFE
imagen

El apoyo de ciertos políticos japoneses a Fujimori se remonta a la toma de la embajada nipona por el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) en 1997.

EFE

TOKIO.- El ex presidente peruano, Alberto Fujimori, fue rechazado como candidato en las listas del Partido Democrático (PD) de Japón, el principal de la oposición, antes de ser aceptado por el Nuevo Partido de los Ciudadanos (NPC), dijeron hoy a EFE fuentes políticas.


Una portavoz del PD confirmó unas declaraciones de su secretario general, Yukio Hatoyama, publicadas en la prensa local en las que reveló que Fujimori pidió a este partido ser incluido en sus listas para las elecciones al Senado japonés del próximo 29 de julio.


Hatoyama añadió que el PD rechazó la petición de Fujimori, por lo que éste recurrió al Nuevo Partido de los Ciudadanos (NPC), cuyo nombre en japonés es Kokumin Shinto, como segunda opción.


Aunque Fujimori acudió primero al PD, un portavoz del Kokumin Shinto dijo ayer a EFE que la inclusión del ex presidente peruano en sus listas para los comicios fue iniciativa del partido.


El ex dirigente peruano está sometido a arresto domiciliario en Santiago a la espera de que se resuelva un proceso judicial instruido en Perú en el que se le acusa de varios delitos, entre ellos varios crímenes contra los Derechos Humanos.


El entorno de Fujimori ha afirmado recientemente que su participación en las elecciones al Senado nipón no tiene como objetivo burlar la extradición y el propio ex presidente peruano afirmó ayer que las elecciones de julio son "el inicio de una nueva alianza fraterna, sólida e indestructible entre el Japón y Perú".


A pesar de que el caso Fujimori es un asunto muy controvertido en Perú, en Japón se circunscribe únicamente a los entornos políticos, ya que apenas ha trascendido a la opinión pública.


Una mujer japonesa que no quiso revelar su identidad dijo a EFE que "no sabe quién es" Alberto Fujimori.


Y otra ciudadana, que se identificó como Keiko Hayashi y que conoce la identidad del ex presidente peruano por su trabajo, aseguró que "la mayoría de los japoneses" no sabe quién es Fujimori.


"A mí no me parece bien que se presente a las elecciones si está bajo juicio", concluyó Hayashi.


El apoyo de ciertos políticos japoneses a Fujimori, incluido el secretario general del NPC, Shizuka Kamei, se remonta al asalto armado de las fuerzas especiales peruanas a la residencia del embajador japonés en Lima que consiguió liberar a 71 de los 72 secuestrados por el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) en 1997.


El NPC de Shizuka Kamei es una formación pequeña y muy joven que nació de una escisión del gubernamental Partido Liberal Democrático (PLD) en 2005.


Kamei, que en su día tuvo un gran peso en la vida política japonesa, podría estar usando el asunto Fujimori para dar publicidad a su partido y recuperar parte del poder político que perdió con la escisión de su partido del todopoderoso PLD, según dijo el analista japonés Hiroaki Idaka.


El dirigente peruano, apodado "El Chino" en Perú, vivió entre 2000 y 2005 en Japón, donde el gobierno le reconoció la nacionalidad nipona.


El Gobierno japonés no lo entregó a la justicia a pesar de las peticiones de la Interpol y Perú alegando que no existen un tratado de extradición con el país suramericano y que Fujimori tiene la nacionalidad japonesa.


Sobre Fujimori pende una "alerta roja" emitida por la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) que significa que puede ser detenido a su paso por los aeropuertos de alguno de los 181 países miembros de ese organismo con sede en Francia.


En noviembre de 2005, para el viaje a Santiago de Chile que puso fin a cinco años de exilio en Japón, Fujimori evadió la posibilidad de ser detenido en un aeropuerto alquilando un avión privado que despegó de Tokio a altas horas de la madrugada.