EMOLTV

Cuerpo de Generales en Retiro defiende aporte a procesados por DD.HH.

El general (r) Juan Guillermo Toro, quien preside el organismo, señaló que el sistema de financiamiento se justifica porque "el Ejército como institución participó de esas actividades".

05 de Julio de 2007 | 16:04 | Daniela Aránguiz, El Mercurio Online

SANTIAGO.- Una defensa del aporte voluntario que realiza el Ejército a los militares procesados por violaciones a los derechos humanos, realizó hoy el general (r) Juan Guillermo Toro Dávila, presidente del Cuerpo de Generales y Almirantes en retiro de las FF.AA.


"Creo que se justifica ese aporte, porque se usa para ayudar al personal que está con problemas en los juicios de derechos humanos (...) El Ejército como institución participó, personal que era del Ejército participó de esas actividades", argumentó el ex uniformado en entrevista con Emol.


Toro indicó que los militares procesados en estas causas "son individuos que pertenecieron al Ejército, no eran individuos cualquiera".


El ex uniformado hizo estas declaraciones luego que el ministro de Defensa, José Goñi, anunciara ayer que el aporte voluntario, descontado por planilla al personal activo del Ejército, será eliminado en el breve plazo.

Según dijo, tanto al Ejército como al Gobierno les parece que ese sistema es improcedente porque "no es lo mismo descontar por planilla para el Hogar de Cristo que para financiar las defensas de quienes están involucrados en crímenes que todos los chilenos condenamos".


Al respecto, el general (r) Toro indicó que la institución armada, al igual que cualquier otro organismo, está en el derecho de apoyar a su personal cuando éste está en problemas.


"Cuando hay instituciones que deciden apoyar a su personal en problemas, lo pueden hacer perfectamente bien, si es voluntario, ¿por qué nosotros no podemos hacerlo? (...) ¿Cómo los que mataron a 254 militares e hirieron a más de 500 están todos amnistiados, indultados, libres de todo? Veamos el otro lado de la medalla", afirmó.


A su juicio, muchas personas podrían verse perjudicadas si ese sistema, que comenzó a ser aplicado durante el mando del general Ricardo Izurieta, se suspende.


El aporte se aplica en forma voluntaria y equivale al 0,23% del sueldo base de cada militar.