Testigo relata episodios clave de María del Pilar Pérez, "La Quintrala"

Su ex conviviente, Carlos Felip, viajó desde Canadá, para declarar en una audiencia anticipada, por el asesinato de Diego Schmidt Hebbel y por el del arquitecto Francisco Zamorano.

06 de Marzo de 2009 | 15:04 | Renata Robbio, El Mercurio Online

Carlos Felip Imperatore declaró caracterizado físicamente, ya que temía una venganza de Pérez.

Alejandra Fuenzalida, El Mercurio

SANTIAGO.- Casi cuatro horas declaró Carlos Felip Imperatore, el ex conviviente de Pilar Pérez, la principal inculpada en el asesinato del economista Diego Schmidt Hebbel y en el del arquitecto Francisco Zamorano.


El testigo -caracterizado físicamente- se sentó al costado izquierdo de la mujer y pasivamente comenzó a relatar los espeluznantes aspectos de la vida de su ex pareja.


1. Primer contacto con Pilar Pérez: "La conocí en Estadio Español, en enero del 72. Su hermana me pidió fósforos y después me convidaron un cigarrillo. Durante ese tiempo tuvimos una relación cercana al pololeo, que duró hasta mayo (...).


Cuando vine a Chile en 1996- en ese tiempo estaba casado y vivía en Canadá- nos juntamos; y algo que era amistoso, derivó en una relación que fue tomando velocidad. En marzo de 1997 me separé de mi mujer y me vine en julio, para convivir con la señora Pilar".


2. Características de la relación: "Los primeros años, la relación era muy romántica, muy buena, muy apasionada (...).


Después del tercer año me empezó a molestar la manera en cómo ella trataba y se refería a la otra gente (...). Me empecé a dar cuenta de que yo no tenía nada, que había dejado todo. Que mi trabajo servía para mantener a mi señora en Canadá y el resto de los excedentes de la sociedad que teníamos, era para mantener a sus hijos (...)".


3. El carácter de Pilar y su afición al esoterismo: "Tiene a las personas que quiere y se entrega por entera; a las personas que odia y que va a hacer cualquier cosa por dañarlas; y el resto, sólo le importa si son útiles (...).


"A su familia la odiaba a morir. Yo pienso que odiaba mucho a su madre, ya que la veía como una rival (...)".


Todo lo que ella hace es con un propósito (...) y tiene que ver con dinero. Nunca ha cometido un error, siempre lo cometen los otros. Su mentalidad le dice que siempre hay un culpable en otra parte (...).


Tenía cosas esotéricas y veía a una señora a quien le consultaba el futuro. Fue a ver a una bruja y le pidió un mono vudú para hacer mal. Me imagino que las fotos están quemadas porque quería hacernos daño", declaró Felip, mientras el fiscal le mostraba unas imágenes de él y de sus amigos, aparentemente quemadas con cigarros.


4. Relación de Pilar con su ex marido asesinado, Francisco Zamorano: "Antes de casarse con él, ella había quedado embarazada y (...) tuvo un aborto (...). Ella me dijo que Pancho nunca le perdonó eso(...).


Siempre lo miró en menos por su trabajo en la Municipalidad (...). Yo creo que lo odiaba porque interfería en la relación con su hija y le habría deseado que se muriera de Sida (...).


Me dijo que cuando su ex marido se fue de la casa, ella quedó mal porque había perdido el control de lo que él hacía (...).


Cuando lo matan me enteré que ella había hablado con una amiga de su hija y que le había dicho que estaba impactada, que no lo podía creer y que lo que pasó era espantoso (...). Siempre supe que eso era una coartada".


5. Cómo planeó el asesinato de Felip: "Después del matrimonio de mi hija (...) por alguna razón Pilar tomó un interés tremendo por responder el teléfono y fue la primera señal de que algo raro estaba pasando, porque a ella no le gusta contestarlo (...).


El viernes en la tarde suena el teléfono (...) y contesté. Era William Martínez, un inspector municipal de Santiago, amigo de Pilar y al que yo había visto como tres veces (...).


Me dice que hay un terreno por Pudahuel, que querían subdividirlo (...). Tomé la camioneta de la empresa y fuimos.


En Vespucio me dice que me querían matar. Me largué a reír, quién me iba a querer matar, para qué, si yo estaba pobre como las ratas. Me dice que la Pilar me quiere matar (...).


Cuando estábamos conversando, suena mi celular y era Pilar, yo no contesté. El teléfono activó el mensaje y con voz tremendamente dramática preguntaba sobre a dónde estaba y decía que estaba desesperada porque yo no aparecía (...).


En la conversación salió el tema de que Pilar decía que su padre le había enseñado que con los enemigos no se pelea, se espera que estén de espalda y se les apuñala. Esa es la manera de ganar.


Cuando pensé en eso, me di cuenta que me había transformado en el enemigo, que estaba de espalda y me estaban apuñalando".


6. Enfermedad y muerte del padre de Pilar: "Pilar y yo pensábamos que a su padre (José Pérez) no le estaban dando un nivel de atención realmente bueno (...).


Ya que el tratamiento no era bueno, le propuse a Pilar que lo trajéramos a vivir con nosotros y ella dijo que no porque no quería el gasto de mantener al padre, que era responsabilidad de su madre (...).


Cuando falleció vino el testamento (...). Ella quería una repartición de bienes y que cada uno tuviera lo que le correspondía. Ella decía constantemente que si la madre tenía control de la fortuna iba a arreglar para darles todo a las otras hermanas (...).


Cuando se abrió el testamento, estaba claro que el padre le había puesto todo lo que podía legalmente a favor de Pilar (...). Yo observé cómo Pilar conseguía una tasadora y la guiaba para que tasara más altas las propiedades que le iban a corresponder a la familia y más bajas, las que le podían corresponder a ella". 

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores