A limpieza quirúrgica fue sometido tercer carabinero baleado en La Reina

El sargento segundo Ezio Arias recibió una herida de perdigón en el hombro izquierdo. Permanece, al igual que sus otros dos compañeros, fuera de riesgo vital.

12 de Mayo de 2009 | 18:37 | Eric Ulloa M., El Mercurio Online

SANTIAGO.- A limpieza quirúrgica debió ser sometido el sargento segundo Ezio Arias, del Grupo de Operaciones Policiales Especiales (Gope) tras ingresar al Hospital de Carabineros procedente del operativo llevado a cabo en la comuna de La Reina, donde un sujeto se parapetó por 4 horas e hirió a otros dos policías.

Fuentes de la institución indicaron que el uniformado resultó con una herida de perdigón en el hombro izquierdo y se mantiene fuera de riesgo vital, al igual que sus compañeros, el comandante Francisco Grunert -quien presenta múltiples lesiones en su cara y cuello-, y el teniente Alexis Hidalgo Orellana -con una lesión compleja en su mano-.

Luego de la operación, en la que se le extrajeron los perdigones, el sargento Arias fue derivado a la sala de recuperación, donde permanece con sus signos normales.


Desde Carabineros también se informó que no descarta que una vez que se estabilice el estado de salud del teniente y el sargento, quienes están internados en el Hospital Militar, se les traslade hasta las dependencias del centro asistencial de la institución.

En tanto, la subsecretaria de la institución, Javiera Blanco, optó por no referirse a la procedencia de la escopeta utilizada por William Butto Yarur (53), quien padecía de esquizofrenia, pese a que versiones extraoficiales indican que estaba registrada a su nombre.

"Tenemos todos los antecedentes puestos a disposición de la Fiscalía. No hay certeza respecto de la propiedad a la cual estaba inscrita el arma, lo que sí sabemos que en el lugar existía un arma de fuego, eventualmente podría haber más de una", señaló la autoridad.

No obstante, Blanco reafirmó que Butto Yarur "era una persona con las facultades mentales perturbadas", por lo cual es materia a investigar si la escopeta estaba a su nombre.

"La nueva la ley lo que impide es que justamente personas con facultades mentales perturbadas puedan tener acceso a la inscripción de armas", añadió.

Horas antes, hasta el Hospital Militar llegó el general Raúl Arellano, jefe metropolitano de la institución, quien lamentó la situación de los tres policías y destacó que éstos cumplieron con su deber.

Los efectivos resultaron heridos mientras intentaban controlar al sujeto, quien se habría descontrolado al enterarse de que sería llevado a una clínica siquiátrica.

Luego de balaear a los policías con una escopeta, Butto fue reducido y sacado de su casa por personal del Gope y trasladado a un clínica siquiátrica privada, ubicada en Santiago centro.

Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores