Imputada de "caso Rojo" afirma que supuesto violador sería el asesino de su hijo

Jeanette Hernández decidió hablar en la primera audiencia del juicio oral que se lleva en su contra en el Tribunal de Puente Alto.

14 de Diciembre de 2009 | 14:41 | Por Renata Robbio, Emol

Jeanette Hernández ha declarado por más de dos horas en el tribunal de Puente Alto.

Patricio Ulloa

SANTIAGO.- Sin derramar una sola lágrima, cada vez que se refiere a sus hijos, la imputada por el "caso Rojo", Jeanette Hernández, ha declarado por más de dos horas en la primera audiencia del juicio oral que se lleva en su contra en el Tribunal de Puente Alto.


La mujer ha detallado diversos pasajes de su vida, pasando por su niñez, matrimonio y la relación que mantenía con sus hijos, recordando que le mintió a su marido cuando le contó que supo que estaba embarazada de Esteban, el menor que resultó muerto tras recibir golpe en la cabeza, porque quería que fuera mujer.


"Lloré harto tiempo porque quería una niñita, pero después se me quitó y empecé a comprarle las cosas lindas, porque antes no quería nada", relató Hernández.


Durante la audiencia y por más de 45 minutos, también detalló el supuesto ataque sexual que habría sufrido en 2005 y cuyo atacante sería el responsable del homicidio de su hijo.


Con varias discrepancias e imprecisiones en su relato, la acusada sólo se quebró al momento de recordar la violación y la amenaza que el sujeto supuestamente habría hecho en contra de su familia.


"Él me dijo que conocía a mi hijo y me dijo: 'Si tú quieres ver a ese gordito sonreir, ya sabes lo que tienes que hacer'", comentó Hernández sobre las extorsiones que el supuesto violador le hizo durante dos años.


Durante la versión que explicó el supuesto ultraje, Hernández no ha logrado ordenar sus ideas y explicar concretamente por qué cambió tantas veces dicha versión a su marido.


Respecto a este punto, una de sus declaraciones fue: "Yo estaba muy angustiada, no hallaba qué hacer y dije a quién acudo, con quién hablo y ahí me dije que tenía que decirle a mi esposo. Y a principios de 2007, pasadito enero, le dije que me habían violado", contó Hernández.


Pese a que la Fiscalía llegó hasta el tribunal con un dossier de innumerables pruebas en contra de la mujer, la defensa a cargo de Ximena Silva recalcó que no se puede condenar a una persona si es que tiene problemas mentales.


"Tan grave como el delito que se juzga -parricidio consumado y parricidio frustrado- es condenar a una madre inocente. Ya sea que esa inocencia provenga porque no tiene participación en estos hechos o porque esa inocencia provenga porque no tiene control de sus actos, ya que padece una enfermedad mental", dijo Silva al inicio del juicio.


Asimismo precisó que su representada sufre una serie de trastornos mentales, diagnosticados por distintos especialistas como narcisismo, histrionismo, celopatía y egocentrismo, entre otros.


Según Silva, Hernández padece una enfermedad mental que la hace inimputable y que esto sería el principal argumento de la defensa.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores