Nuevos alcohotest detectarán consumo de alcohol con sólo acercarlos al rostro

Carabineros recibió equipos que permiten aumentar la distancia para detectar alta velocidad.

18 de Mayo de 2012 | 12:34 | Por Francisco Águila V., Emol
UPI

SANTIAGO.- El ministerio de Transportes y la Intendencia Metropolitana entregaron equipos de última generación al personal policial, con el fin de que se potencie la fiscalización del consumo de alcohol y el exceso de velocidad por parte de conductores, en la capital, justo cuando comienza el fin de semana largo.


Se trata de 42 equipos de procedencia alemana para controlar la velocidad y 89 dispositivos estadounidenses para detectar a quienes hayan bebido alcohol.


Según explicó el ministro Errázuriz, los elementos tecnológicos tienen variaciones respecto de lo que ya existe en las comisarías del país. Por ejemplo, en el caso del alcohotest detecta el aliento de una persona desde una distancia de 40 centímetros, indicando si existe o no presencia de alcohol.


También permitirá detectar, en caso de accidentes, si es que hubo consumo de bebidas etílicas al interior de los vehículos involucrados.


"No hay uso de boquilla y es la instancia previa al alcohotest. Esto permite evitar que una persona se niegue al realizarse el análisis ante Carabineros si es detectado", señaló la autoridad.


El ministro Errázuriz explicó además que el nuevo medidor de velocidad permitirá a carabineros aumentar la distancia -de 1,5 kilómetros a 2,5- en que podrán sorprender a los conductores que infrinjan la ley de tránsito.


Agregó que con las medidas tomadas este año, como la "Ley de tolerancia cero", se ha logrado reducir en 30 personas, la cantidad de fallecidos por conducción y consumo de alcohol, respecto de 2011.


La Intendenta Metropolitana, Cecilia Pérez, recalcó que con esta entrega, las 51 comisarías de la región y sus tenencias de carreteras recibirán estos equipos para las fiscalizaciones, con lo que se llega a un 100% de cobertura.


Ahorro y protección


Los equipos tuvieron un costo de inversión de 300 millones de pesos y, a juicio de la secretaria ejecutiva de la Comisión Nacional del Tránsito (Conaset), Francisca Yáñez, permitirá ahorrar en bombillas -en el caso del alcohotest- y en el tiempo de los funcionarios policiales en realizar los procedimientos.


A ello se suma que también puedan proteger la vida de éstos al momento de realizar los controles de velocidad en las carreteras.


El general Luis Valdés, jefe de la zona Metropolitana Este de Carabineros, anunció que los equipos no sólo serán operados en carreteras, sino que también en las cercanías de los bares, restaurantes, centros comerciales y otros sectores del radio urbano, a fin de evitar que haya consumo del alcohol en los conductores.


"Nosotros no estamos en contra del consumo del alcohol, sino que en contra del consumo combinado con la conducción", aseguró.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores