Se duplican casos en Chile de enfermedad contraída por comer carne de cerdo

Un infectólogo de la Clínica Las Condes analizó con Emol el preocupante escenario que muestra el informe "Situación epidemiológica de triquinosis", realizado por el Minsal.

14 de Octubre de 2012 | 07:06 | Por Alfonso González A., Emol

Las regiones del centro sur del país registrarían un incremento de contagios.

El Mercurio

SANTIAGO.- Diarrea, dolor muscular y articular, fiebre e hinchazón alrededor de los ojos, son algunos de los síntomas que provoca la triquinosis, enfermedad parasitaria causada por consumir carne de cerdo con larvas del parásito Trichinella spiralis, y cuyo contagio se ha duplicado en Chile.


Así lo confirma el informe "Situación epidemiológica de triquinosis" del Ministerio de Salud (Minsal), el cual indica que hasta la semana 39 de este año se han confirmado 77 afectados en el país (el 53% son mujeres), más del doble que lo registrado a igual período de 2011 cuando hubo 34.


El documento añade que entre 2011 y 2012 "se ha presentado una mayor cantidad de casos en la temporada de verano, principalmente en la provincia de Chiloé, lo que está marcando una tendencia respecto a la incidencia histórica de los últimos años".


En esa línea, el Minsal proyecta "un incremento, especialmente en las regiones del centro sur de Chile, donde se concentra la crianza de traspatio de cerdos".


Alcances de la enfermedad


Según explica a Emol el infectólogo de la Clínica Las Condes, Guillermo Acuña, la triquinosis es causada por "un pequeño gusano que vive en los músculos de los animales (...) Por eso que los mataderos y la faenación de los cerdos requieren de una inspección veterinaria que certifique que la carne no esté contaminada".


El problema "está dado por los animales faenados en familia, donde el animal come todos los residuos y no va al matadero, sino que es faenado por el grupo (...). El quiste (el parásito) se come y en el estómago, con el ácido, se disuelve y aparecen los gusanitos a nivel intestinal, pudiendo producir un cuadro diarreico", señala.


Tales daños, añade, pasan del intestino al torrente sanguíneo y llegan a los músculos, provocando dolores en diversas zonas y afectando, por ejemplo, "la movilidad de los ojos".


Como tratamiento, el doctor Acuña aclara que existen medicamentos antiparasitarios que eliminan los gusanos, pero deben ser recetados con un antiinflamatorio, ya que "la muerte de la larva produce más inflamación".


¿Puede provocar la muerte? "No, sólo cuando la infección es masiva", sentencia el profesional.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores