Cuba sin reggaetón: Chilenos condenan prohibición del "perreo" en la isla

La disidencia cubana y exponentes del género en el país, critican las medidas adoptadas en contra de este ritmo en la isla que siguen cientos de jóvenes que viven bajo el régimen de los hermanos Castro.

09 de Diciembre de 2012 | 13:14 | Por Ramón Jara y Leonardo Núñez, Emol

SANTIAGO.- Por "vulgar y mediocre", el reggaetón fue prohibido la semana pasada en Cuba. Ésa, al menos, fue la explicación oficial que dio Orlando Vistel, presidente del Instituto Cubano de la Música, sobre esta decisión que significó un duro revés para los cientos de exponentes que tiene este ritmo en la isla, donde también cuenta con gran aceptación entre los jóvenes.

"Ni la vulgaridad ni la mediocridad podrán mellar la riqueza de la música cubana", argumentó Vistel al diario oficial cubano Granma . "El son y la salsa, el jazz de la canción y la rumba, las formas sinfónicas y de cámara multiplican nuestros exponentes y no pocos de ellos cuentan con gran reconocimiento internacional. Esa es la verdad de la música y de los músicos cubanos", agregó el personero.

El decreto cubano no pasó inadvertido en el mundo. Chile tampoco fue la excepción, aunque la explicación oficial no encontró mucho apoyo a nivel local, ni entre los exponentes criollos ni en representantes de la disidencia del régimen de los hermanos Raúl y Fidel Castro.

El secretario de relaciones internacionales del partido Cuba Independiente y Democrática, Mijail Bonito, dijo a Emol que el reggaetón no es el primer género musical que se intenta prohibir en la isla.

"Ya en los años sesenta, la música de los Beatles estaba prohibida, la música rock estuvo prohibida mucho tiempo. Incluso llevar el pelo largo fue causal suficiente de llevar a muchos a las unidades militares de ayuda a la producción", denunció. "Entonces, cada cierto tiempo, el gobierno cubano tiene estos arranques de ultra censura, que yo creo que es más una forma de señalar su poderío sobre la toma de decisiones y sobre las limitaciones que le pueden poner a las libertades de los cubanos".

Las medidas implican desde la prohibición de escuchar el género en lugares públicos, la descalificación profesional de quienes violen la ética en sus presentaciones en vivo, hasta la aplicación de severas sanciones a quienes desde las instituciones propicien o permitan estas prácticas.

Esto porque se considera que el reggaetón denigra a la mujer y desprestigia a la música propia de la isla.

Bonito lo rechaza. "Antes del reggaetón, había otros ritmos musicales emanados de Cuba que también tenían otras frases ofensivas al género femenino que nunca se prohibieron, porque fue una etapa donde efectivamente espectáculos de esta naturaleza ayudaban a los cubanos a salir de los problemas económicos que eran realmente asfixiantes", señala el representante de la disidencia.


Razones políticas

Los cultores del género en Chile tampoco apoyan la medida. Primero, aclaran que el reggaetón tiene una serie de variantes, no solamente relacionado con la connotación sexual. También hay letras más románticas y que, ciertamente, no denigran a la mujer.


Gyvens, ex integrante de los Reggaetón Boys, dice que "Cuba es una isla muy especial, pero prohibir el reggaetón de nada va a servir, porque el reggaetón no es causa de nada, es sencillamente un género musical que prende. Tú te entregas, te dejas llevar y es muy candente".

"Los cubanos se quedaron en el underground del reggaetón, hay que reconocerlo, entonces, es cierto que es más agresivo, bien fuerte respecto a las palabrotas y a la mujer, pero al fin y al cabo que los cubanos juzguen solos. Las letras no son motivos de censura, en absoluto. Creo que el gobierno cubano tiene cosas mucho más interesantes, mucho más preocupantes que estar metido para prohibir un género musical", afirma.


Por su parte, Freddy Cataldo, uno de los precursores del género en Chile con el grupo Croni-K, sostiene que "he escuchado reggaetón cubano, y de verdad me parece que no es tema para aplicar una censura(...) Es algo que de verdad lo siento burdo, no puede ser".


En tanto que Edgar Cortez, del dúo Eicy and Cody, explica que el reggaetón cubano es bastante particular. "En Cuba nunca se ha tocado lo que acá en Chile conocemos como reggaetón. Yo he estado varias veces en Cuba, y allá hay una mezcla que se conoce como salsatón que tiene mucha letra y otra connotación musical. No tiene nada que ver con el reggaetón que a lo mejor están censurando en la isla". Uno de los exponentes más populares de esto es Gente de Zona .

Al respecto, los músicos tienen una teoría clara. Así lo dice Gyvens: "Compadre, en Cuba el reggaetón es furor. Creo que por ahí va el temor del Gobierno, porque la juventud aprovecha de la música para decir sus cosas respecto al gobierno. Creo que ese es el temor que ellos tienen: el poder que tienen los cantantes de reggaetón en cuba y cómo llegan a las masas (…) Saben que ellos pueden mover masas, entonces, antes de que eso vuelva a suceder, ellos cortan por lo sano", lamenta, recordando que tiene amigos productores en la isla. "Con los Reggaetón Boys éramos el grupo con más rotación en la televisión cubana".


Edgar Cortez es claro: "Yo creo que la única lógica hace razón con medidas políticas". Para él, lo que se está haciendo es "limpiar el catálogo musical de la isla, sacando esta música que no se puede escuchar".


Para Cataldo, la popularidad del reggaetón tiene mucho que ver con esta medida.
"Yo creo que es el reggaetón porque es más masivo, es el ritmo que se está escuchando. A lo mejor hay otros ritmos pero que no son tan masivos ni tan invasivos (...) porque el reggaetón es un ritmo transversal, que llega a toda la familia, del más grande al más niño", afirma.

Mijail Bonito va más allá. "Lo que pasa acá es que géneros como el hip hop o el reggaetón, que parten de sectores marginales de la sociedad, en algunos casos evidentemente son chabacanos, pero también son tremendamente contestatarios desde diversos puntos de vista. Entonces, al ser contestatarios, el Gobierno sigue manteniendo el mensaje de ser dueño de lo que se escucha, se lee y dice en la isla".


Político o no, el reggaetón está restringido en la isla, como ha pasado con muchos géneros musicales en otros regímenes totalitarios ¿Censura o decisión necesaria? Juzgue usted.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores