Esta madrugada comenzó a regir la nueva Ley Antitabaco

Administradores y trabajadores de establecimientos destacaron el buen comportamiento de sus clientes. El intendente Juan Antonio Peribonio pidió al sector gastronómico una "participación activa" en el cumplimiento de la norma.

01 de Marzo de 2013 | 10:58 | Por Alexandra Peñailillo, Emol
Carla Pinilla (Archivo)

SANTIAGO.- Desde esta medianoche comenzó a regir la nueva Ley Antitabaco, que extiende la prohibición de fumar en todo espacio cerrado de acceso público y contempla el despliegue de más de 200 fiscalizadores en Santiago, destinados a vigilar el cumplimiento de la normativa.

La ley prohíbe fumar en lugares cerrados de uso público, los que incluyen, además de pubs y restaurantes, terrazas techadas, centros de eventos y estadios, entre otros, y contempla fuertes multas contra los establecimientos en los que se transgreda la norma.

Durante las primeras horas de vigencia de la normativa, administradores y trabajadores de locales nocturnos consultados por Emol coincidieron en el "buen comportamiento" que mostraron sus clientes en la madrugada.

Roberto Baar, administrador del pub Ambar -situad en el sector de Orrego Luco, al oriente de Santiago- comentó que la actitud de todos sus usuarios ha sido hasta ahora respetuosa con la ley.

"Hoy los mismos clientes me decían si querían mesa dentro o fuera del local para poder fumar tranquilos", describió.

La misma opinión sostuvo Victoria Dinamarca, anfitriona del local. "Los clientes se han portado bien, pero a mi me preocupa nuestro futuro en invierno, cuando la gente no esté de buen humor por hacerlos fumar afuera mientras llueve o esté muy helado", estimó.


No todos mostraron su acuerdo con el endurecimiento de la norma. En el pub Vicios, la barwoman Carolina Moreno cataloga la ley como "talibán".

"No puedo creer que nos impongan más restricciones. Con la ley antigua ya nos limitaban los espacios. Con esta nueva ley, las autoridades quedan como talibanes y nosotros como reprimidos", señaló.

Turistas celebran

Muchos clientes que aprovechaban el llamado "jueves chico" para recorrer lugares de esparcimiento en la capital reconocieron que conocían la puesta en marcha de la iniciativa y comentaron los efectos de las nuevas restricciones.

"En Chile deberían hacer una ley que prohiba fumar. Si nos están acotando cada vez más los lugares para hacerlo, mejor prohibirlo de plano. Como lo hacen con la marihuana" declaró Patricio Acevedo, quien se reconoce como un fumador social.

Un grupo de turistas españoles que se encontraba en el restaurante "De la Ostia", en tanto, manifestó ruidosamente su apoyo a la norma.

"Esta nueva ley que rige en su país cuidará de la salud de todos. Tienen una excelente iniciativa", afirmaron los visitantes europeos, al tiempo que brindaban por el éxito de la idea.

"Cambio cultural"

Pasada la medianoche, autoridades de la Región Metropolitana y alcaldes realizaron un recorrido en sectores que concentran la actividad gastronómica en la capital.

En ese marco, el intendente Juan Antonio Peribonio coincidió en que los clientes de los locales visitados "han valorado esta iniciativa", e insistió en que la ley no busca "perseguir a los fumadores, sino proteger a quienes no fuman".

Al mismo tiempo, llamó al sector gastronómico y a los dueños y administradores de restaurantes a mantener "una participación activa" en el cumplimiento de la normativa.

"Se requiere un cambio cultural para que todos entiendan que el tabaco mata", agregó, en declaraciones al canal 24 Horas.

Multas

La iniciativa impulsada por el Gobierno busca hacer descender en un 20% la adicción al tabaco en la población más joven hacia 2020, y llevar la tasa de fumadores pasivos de 10% a 0%, entre otros beneficios para la salud de la población.

Autoridades de Salud y varios municipios capitalinos coordinaron la vigilancia antitabaco en los sectores con mayor "vida nocturna" de la ciudad y los puntos gastronómicos más visitados, entre ellos el barrio Bellavista, Paseo Orrego Luco y Plaza Ñuñoa.

Los locales que transgredan la prohibición se exponen a una multa de 2 UTM por cada infractor (unos $80 mil). Si hay reincidencia, el monto asciende al doble (unos $160 mil).

Al mismo tiempo, los propios usuarios tienen la posibilidad de alertar sobre la violación de la norma. Deben dar aviso al administrador del local, y si éste no hace nada, pueden denunciar el hecho ante la Secretaría Regional Ministerial (seremi) o a la municipalidad respectiva.

La multa para la persona que sea sorprendida fumando en un lugar prohibido también asciende a 2 UTM.

Ediciones especiales
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores