Copiapó: Decenas de vecinos pasaron la noche en los cerros tras alud en localidad de Paipote

El agua y el lodo destruyeron varios vehículos que hoy se encuentran enterrados en sedimento, el que también entró a las viviendas. Sus habitantes ya comenzaron a trabajabar para sacar el barro de su propiedad.

27 de Marzo de 2015 | 06:11 | Por Francisco Águila, enviado especial a Copiapó

COPIAPÓ.- Las frías noches han sido complicadas en los últimos días para muchas de las personas damnificadas de Copiapó, entre ellas los vecinos de la zona de Paipote, ubicado a siete kilómetros de la capital de la Región de Atacama.


Esto porque muchos de ellos debieron pasar la noche en el cerro, luego de que sus casas resultaran anegadas con agua y barro, producto del aluvión ocurrido en la madrugada del martes.


"Estoy en el cerro porque mi casa parece una piscina. Toda la parte de abajo está mala. No puedo entrar porque está cubierto con agua y lodo. Perdí refrigerador, lavadora, cocina, microondas, living y comedor. Esta es la segunda noche que paso acá. He pasado mucho frio porque pasé la noche a la intemperie. Dormí en el suelo", manifestó a Emol Marlén Vergara, vecina de la población Llanos de Ollantay 1.


La mujer coincide con afectados de otras zonas de Copiapó en que "nadie nos avisó nada, y agregó que "los vecinos nos organizamos y nos vinimos para el cerro. Para comer nosotros armamos una olla común".


Quien también se queja de la falta de información es Luis Chávez, otro de los vecinos de la citada población y quien también está en el cerro aledaño al sector.


"Aquí la mayoría de la gente perdió todo lo que tenía. Aquí está todo malo desde el Gobierno para abajo, porque aquí nadie se ha acercado a dar un apoyo. Nosotros mismo hemos sacado fuerzas para salir adelante. Tenemos rabia porque son nuestras cosas. Mi casa la perdí toda", se lamentó Chávez.


Pero los habitantes de la citada población no están solos, pues un contingente del Cuerpo de Bomberos de La Serena se encuentra junto a ellos.


Se trata de 32 voluntarios que fueron requeridos por sus pares de Copiapó para labores de búsqueda y rescate de personas. Ellos llegaron ayer en la mañana y afortunadamente no han encontrado cadáveres entre los vecinos, sino que sólo debieron rescatar a personas que estaban sobre los techos de sus casas a raíz del alud.


Los voluntarios evacuaron a los afectados al cerro -que fue definido como zona de seguridad-, están con equipos de todas las especialidades médicas y se quedarán en el sector por siete días.


A ellos se suma un grupo de jóvenes voluntarios, que han entregado agua, ropa, alimentos y zapatos, entre otras ayudas, a quienes se encuentran hoy en los cerros de Paipote.


Son 15 amigos de diferentes puntos de Copiapó que se organizaron en las últimas horas para entregar su colaboración anónima.


"Al ver el sufrimiento de las personas nos organizamos y comenzamos a ayudar. Los elementos se hace a través de un llamado vía redes sociales y telefónica. Somos de Copiapó entre 10 a 15 personas. La recepción de la gente de esta ayuda es muy buena, porque siempre que pasan estas cosas, en que perdiste tu casa, siempre una ayudita es bien agradecida", sostuvo Rodrigo, líder del grupo.


Panorama dantesco


Antes de llegar la población Llanos de Ollantay I, en el ingreso a Paipote, se puede observar la destrucción que dejó el alud en la madrugada del martes.


Vehículos enterrados en el lodo y destruidos, postes de alumbrado público caídos y containers atravesados en la calle, es parte de lo que se puede ver en la intersección de las calles Los Carrera con Vergara.


"Los autos y los containers pasaban igual que botes. Esto era un río. Fue horrible, era un río por todos lados. Todos los vecinos quedaron afectados por el agua y el lodo. Los vehículos estaban buenos", señaló Benjamín Castillo, vecino del lugar y que figuraba sacando el lodo de su casa.


Entanto, Daniel Vargas, también habitante de Paipote sostuvo que "el río se llevó toda mi casa y ahora estoy tratando de rescatar algo de comida porque tengo cinco hijos y no han comido".


Vargas agrega que cuando llegó el alud "estábamos acostados y en la tarde ya subió el río y ahí quedamos. Nadie nos avisó nada. Se vino de repente el agua y se llevó todo".

Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Ajedrez

Prueba el nuevo ajedrez y comparte tus resultados

Solitario

Prueba el nuevo solitario y comparte tus resultados

Sudoku

Prueba el nuevo Sudoku y comparte tus resultados

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores