EMOLTV

Papa dice que Internet es "maravilosa", pero debe regularse

El Pontífice de 81 años, quien el año pasado mandó su primer mensaje por la Internet, elogió a la red mundial como un "instrumento maravilloso" que debe utilizarse para comunicar la palabra de Dios y promover la paz en todo el mundo.

22 de Enero de 2002 | 17:00 | Reuters
CIUDAD DEL VATICANO.- Internet sirve a lo mejor y lo peor de la naturaleza humana y necesita ser regulada para evitar que la depravación inunde el ciberespacio, dijo el martes el Papa Juan Pablo II.

El Pontífice de 81 años, quien el año pasado mandó su primer mensaje por la Internet, elogió a la red mundial como un "instrumento maravilloso" que debe utilizarse para comunicar la palabra de Dios y promover la paz en todo el mundo.

Sin embargo, advirtió que mientras permite acceder a un gran conocimiento, Internet no necesariamente proporciona sabiduría y que puede pervertirse fácilmente para socavar la dignidad humana.

"A pesar de su enorme potencial para el bien, algunas formas degradantes y dañinas de la Internet pueden usarse de formas que ya son evidentes para todos", dijo el Papa en un mensaje preparado para el Día Mundial de las Comunicaciones.

"Las autoridades públicas seguramente tienen la responsabilidad de garantizar que este maravilloso instrumento sirva para el bien común y no se convierta en una fuente perjudicial", agregó.

Aunque el Papa no tiene una dirección electrónica, el Vaticano cuenta con un cibersitio activo (www.vatican.va) y la Iglesia está buscando un santo patrono para los usuarios de Internet.

El tema de la regulación encendió pasiones desde que la red se hizo popular en la década de 1990 y los entusiastas dicen que el ciberespacio no debe tener límites o reglas nacionales.

El Papa advirtió que Internet no solamente permite la diseminación de material depravado, sino que también hace que la gente crea que los hechos importan más que los valores.

"Internet ofrece un amplio conocimiento, pero no enseña valores y cuando no se tienen en cuenta los valores, la humanidad se perjudica", dijo, y agregó que el sistema centraba la atención de la gente en "una fuente ilimitada de información".

"Aún los seres humanos tienen la necesidad vital del tiempo y calma interior para analizar la vida y sus misterios", dijo.