EMOLTV

Otro témpano gigante se desprende de la Antártica

La noticia del nuevo desprendimiento de masa polar siguió al de la plataforma conocida como placa "Larsen B", de unos 500.000 millones de toneladas en marzo pasado.

09 de Mayo de 2002 | 21:34 | Reuters
WASHINGTON.- Una enorme masa de hielo, del tamaño de la ciudad de Nueva York, se desprendió del continente antártico cerca de Nueva Zelanda, anunciaron este jueves científicos estadounidenses y chilenos.

El desprendimiento del gigantesco témpano resaltó la urgencia de las advertencias de científicos internacionales, de que el aumento global de las temperaturas está creando nuevos parámetros geológicos y provocando fenómenos hasta ahora desconocidos.

Sin embargo, el científico chileno Ricardo Jaña descartó que este desprendimiento de hielo obedezca a un recalentamiento de la superficie terrestre, causa que fue atribuida por ambientalistas a la desintegración en marzo de otra inmensa masa de hielo.

"Este fenómeno es frecuente que ocurra en los límites de la plataforma de hielo por la que están unidos al continente (Antártica) y se produce por la fricción de fuerzas", dijo a Reuters Jaña, científico del Instituto Antártico de Chile.

El témpano se encontraba el jueves a 77 grados, 47 minutos de latitud sur y 178 grados, 47 minutos de longitud este, agregó Jaña, citando un informe del instituto geológico estadounidense National Ice Center.

Debido a su reciente separación de la Antártica, "es difícil establecer cual será la dirección del C-18 (...). Deberá esperarse algunas semanas, aunque por el momento no reviste ningún peligro" para tierra firme, agregó Jaña.

La masa de hielo, denominada C-18, se desprendió hace menos de dos semanas de la Antártica hacia el océano Pacífico, frente a las costas de Nueva Zelanda, informó el jueves el Instituto Antártico de Chile.

El témpano alcanzaría una dimensión de 80 kilómetros de largo y siete de ancho, con un volumen de unas 108.000 millones de toneladas de hielo, dijo el organismo basándose en antecedentes aportados por el National Ice Center (NIC) de Estados Unidos, que lo avistó por primera vez el 5 de mayo al analizar fotos tomadas por un satélite militar estadounidense.

La noticia del nuevo desprendimiento de masa polar siguió al de la plataforma conocida como placa Larsen B, de unos 500.000 millones de toneladas, en marzo.

La Oficina de Meteorología de Gran Bretaña ha pronosticado que las temperaturas globales subirán entre 1,4 grados y casi seis grados centígrados para finales de siglo, dependiendo de las políticas adoptadas por los gobiernos para reducir las emisiones de gases invernadero.