Despegó desde la Guayana Francesa el satélite chileno Fasat-Charlie

El procedimiento fue seguido por el Presidente de la República, Sebastián Piñera, desde el Centro de Operación Satelital de la Fuerza Aérea de Chile (FACh) ubicado en El Bosque.

16 de Diciembre de 2011 | 23:08 | Emol

SANTIAGO.- Despegó "perfectamente" desde la base de Kourou, en la Guayana Francesa el satélite Chileno Fasat-Charlie. El lanzamiento fue seguido por el ministro de Defensa, Andrés Allamand, desde el Centro de Operación Satelital de la Fuerza Aérea de Chile (FACh) ubicado en El Bosque.

Esta noche también llegó a dichas instalaciones el Presidente de la República, Sebastián Piñera, quien presenció en directo la operación y aplaudió, junto al resto de los asistentes -entre ellos el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter-, cuando se confirmó que había sido cumplida con éxito.

"Un bello despegue del cohete Soyuz", afirmó un operador en Kourou segundos después de que rugieron los motores del vector. "Despegó perfectamente".

El Centro situado en El Bosque recibe imágenes e información en directo desde la base espacial francesa, situada en la costa del Océano Atlántico.

Piñera felicita a la FACh durante videoconferencia

Tras el lanzamiento, el Mandatario realizó una videoconferencia con los oficiales de la FACh que se encuentran en Guayana Francesa. "Quiero felicitar a todos quienes participaron en este proyecto, que es un salto adelante en el espacio para nuestro país", afirmó.

El Presidente Piñera también destacó las capacidades que tendrá Fasat-Charlie, las que permitirán "mejorar la calidad de vida de los chilenos y nuestras capacidades defensivas".

"El país se incorpora con paso firme a la era espacial, aunque todavía quedan etapas por cumplir", aseveró. "Chile siempre ha tenido una vocación marítima: ahora debemos tener una vocación espacial".

Primer contacto

El satélite chileno comparte la proa del cohete con cinco satélites franceses, uno principal y los restantes destinados a misiones de escucha electrónica. La secuencia de desprendimiento deja al aparato nacional en último lugar.

Si todo marcha bien, Fasat-Charlie debería comenzar su órbita autónoma, situada a 620 km de altura, a las 02:29 de este sábado.

El primer contacto radial con tierra, que verificará que el aparato funciona correctamente, está previsto para las 04:24 horas.

Durante la tarde, el ministro Allamand explicó que una de las fases críticas es el despliegue de los paneles solares que entregan energía a los dispositivos.

Cabe recordar que la expansión de estos dispositivos fotovoltaicos se realiza automáticamente. Si no ocurre de manera apropiada, el satélite puede quedar sin energía suficiente o sufrir problemas en su temperatura interna.

Labores de inteligencia

El satélite tuvo un costo de 72 millones de dólares. Operará dentro del Sistema Satelital de Observación Terrestre (SSOT) desarrollado por la Fuerza Aérea de Chile, que contempla también instalaciones terrestres que reciben y procesan las imágenes que obtiene desde el espacio.

El aparato cumplirá misiones que abarcan desde labores de inteligencia y monitoreo de fronteras hasta aplicaciones civiles, como planificación agrícola y urbana, control de desastres y protección del medio ambiente.

El nivel de resolución de sus sensores de última generación permite, por ejemplo, la detección de submarinos y el reconocimiento desde el espacio de aeronaves y vehículos.

La nave posee un telescopio Korsch de tres espejos construido con carburo de silicio, lo que permite obtener imágenes con resolución de 1,4 a 5,8 metros (es decir, es capaz de discernir objetos de ese tamaño desde el espacio).

Ello implica un avance significativo si se considera, según informa el Grupo de Operaciones Satelitales (GOS) de la FACh, que la máxima resolución disponible actualmente en América Latina es de 20 metros.

El artefacto pesa 130 kilos y mide 1,4 metro de alto. Se basa en la plataforma "AstroSat 100" generada en conjunto por la Agencia Francesa del Espacio (CNES) y el consorcio europeo EADS Astrium.

Fasat-Charlie fue precedido por dos intentos fallidos, Fasat-Alfa (1995), que no logró desprenderse del cohete impulsor, y Fasat-Bravo (1998), inoperativo tras apenas tres años en órbita.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores