SpaceX lanza observatorio que aletará de aumentos en la actividad solar

Tras varios retrasos por las condiciones climáticas, DSCOVR finalmente despegó. Se instalará en el punto Legrange, a un millón y medio de kilómetros de la Tierra.

12 de Febrero de 2015 | 08:54 | AP

En la foto, el lanzamiento de DSCOVR.

AFP

CABO CAÑAVERAL.- SpaceX lanzó anoche un observatorio inspirado por el ex vicepresidente Al Gore hacia un punto de detección de tormentas solares ubicado a un millón y medio de kilómetros de la Tierra. El cohete no tripulado Falcon 9 despegó al tercer intento en cuatro días, llevando consigo la nave para la NASA, la Administración Nacional de los Océanos y la Atmósfera (NOAA, por sus siglas en inglés) y la Fuerza Aérea.


Gore –que hace 17 años soñó con la idea de un satélite que observara a la Tierra con fines de protección del ambiente– acudió al lanzamiento, efectuado durante la puesta de sol. También estuvo presente en los dos intentos anteriores, ansioso por ver a la idea que gestó elevarse por los aires.


Además de vigilar erupciones solares, el observatorio proveerá un continuo flujo de imágenes del lado plenamente iluminado de la Tierra. "Nos dará una maravillosa oportunidad de ver la belleza y fragilidad de nuestro planeta", dijo Gore en un comunicado. Agregó que estaba agradecido de todos los científicos y de otros que colaboraron para completar la misión.


A diferencia del martes, los vientos se mantuvieron dentro de límites seguros y todo salió acorde al plan de SpaceX, al menos para el lanzamiento. El mar encrespado obligó a la compañía a cancelar su plan de hacer aterrizar la primera fase del cohete propulsor sobre una plataforma marina.


Olas tan altas como un edificio de tres pisos se estrellaban contra la plataforma de aterrizaje instalada a 595 kilómetros de la costa de Florida. Para empeorar las cosas, uno de los cuatro motores necesarios para mantener estable la plataforma no estaba funcionando.


Habría sido apenas el segundo experimento de este tipo. El intento del mes pasado terminó en llamas cuando el cohete cayó abruptamente sobre la plataforma, se ladeó y explotó. "Megatormenta impide que barcaza se mantenga en posición, así que el cohete tratará de caer en agua", dijo el director de SpaceX Elon Musk por Twitter poco antes del despegue. Dijo que las probabilidades de que la nave saliera sin daños eran de menos de 1%.


Musk dijo después que el cohete amerizó en un radio de 16 kilómetros del objetivo, y "bastante vertical". Su descenso fue frenado por un par de disparos de motor, y maniobró con ayuda de aletas unidas al cohete.


El lanzamiento no se vio afectado por la cancelación de la prueba de aterrizaje, que es un objetivo secundario de la compañía dirigida por el multimillonario Musk. Lanzar el observatorio en una misión de 340 millones de dólares es el acto principal. Es la primera misión al espacio profundo para SpaceX, que también realiza entregas de suministros a la Estación Espacial Internacional y pretende transportar astronautas en dos años.


La NASA y la NOAA desempolvaron el proyecto del satélite hace casi una década, y lo reequiparon para monitorear las llamaradas solares y al mismo tiempo medir el ozono de la atmósfera terrestre y cambios en la radiación del planeta.


El observatorio, originalmente denominado Triana por el marinero que acompañaba a Cristóbal Colón y fue el primero en ver el Nuevo Mundo, ahora es llamado DSCOVR. Viajará por casi cuatro meses para llegar a 1.600.000 kilómetros de la Tierra, cuatro veces la distancia a la Luna, hasta el llamado punto de Lagrange, una posición de gravedad neutral en línea recta hacia el Sol.


Desde ahí, a 148 millones de kilómetros del Sol, enviará alertas tempranas sobre tormentas geomagnéticas que puedan provocar alteraciones en las comunicaciones o en el suministro de electricidad en la Tierra.


Una satélite de la NASA, el ACE, se encuentra en el punto de Lagrange desde hace 17 años, y el DSCOVR lo remplazará como el principal vigía solar, de acuerdo a NOAA. En tanto, la cámara del observatorio proveerá las primeras fotos de la cara iluminada de la Tierra desde el fin la misión Apollo en 1972. Las imágenes de la Tierra posteriores han sido compuestas.


"En unos meses, DSCOVR pondrá la mirada en la Tierra y enviará datos cruciales sobre la salud de nuestro planeta", dijo Gore en un tuit. "DSCOVR también proveerá una perspectiva jamás vista de la Tierra y la Luna juntas unas cuantas veces al año", agregó.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores