web
buscar
Buscar...

 

Por Jimena Zúñiga P.

 

Ya que el mundo siguió después del 21 de diciembre 2012, tuve que terminar de escribir las Predicciones de este 2013 que se asoma poderoso e iniciático. Porque aunque para muchos todo sigue igual, esto no es cierto. Estamos en pleno cambio de mundo sutil, profundo y revelador al mismo tiempo. Así que con luz u oscuridad, con esperanza o sin ella, aquí estamos: remecidos, algo aturdidos, en plena incertidumbre, activos, contentos -¿o no?- y mucho más despiertos que en otros años, lo cual es demasiado decir.

 

¿Despiertos? No del todo, claro, pero cada día más seres humanos en el planeta entendemos las –a mi juicio- tres claves de estos tiempos drásticos: tenemos que aceptar todo lo que nos sucede para dejar de juzgar como “bueno” o “malo” cada hecho y entender que vivimos en una sabia totalidad donde venimos a experimentar muchas situaciones que nos hacen crecer, pese al afán de nuestra cabeza por controlarlo todo; ja. Segundo, podemos desprendernos cada vez más de nuestro –hasta ahora- mejor amigo el ego, ese personaje –del cual nadie se salva- que acapara e impregna nuestra energía, que siempre vive en el futuro o en el pasado y para el cual nunca es suficiente con lo que tiene: quiere una casa, pareja, hijos, nietos, trabajo, dinero, viajes, comodidades, cuerpo perfecto, logros, reconocimiento, etc., etc., o insiste en mejorar lo que ya posee (al ego le encanta este último verbo: poseer). ¿La tercera clave? Se la daré al final, estimado lector.

 

"el 21 de diciembre de 2012 se terminó un largo ciclo y estamos en el estreno de un tiempo con más luz en todos los sentidos"

 

 

El tema es que el 2013 es el real inicio de una poderosa transformación que comenzó con fuerza hace un par de años y que continuará con potencia hasta el 2017 –sí, leyó bien- y es el cambio de vibración de toda la humanidad. ¿En qué se traduce esto? En gran medida, en que somos protagonistas de un nuevo tiempo-mundo y es necesario asumirlo. Los mayas, que -por si acaso- no veían tele ni películas gringas, lo dijeron sin ánimo de vaticinar nada catastrófico (esto lo hizo nuestro ego colectivo tantas veces infantil, fantasioso, pesimista y marketero) sino como constatación: el 21 de diciembre de 2012 se terminó un largo ciclo y estamos en el estreno de un tiempo con más luz en todos los sentidos.

 

 

La nueva luminosidad nos tiene revueltos hace un rato. Primero porque nos afecta a nivel de vibración y modifica también nuestra energía en los planos físico, mental, emocional. Además, porque cuando ésta se asoma, la oscuridad y lo antiguo también lo hacen, se resisten al cambio. Entonces, estos años que vienen podremos vivir una fuerte fricción donde aparezca más violencia, egoísmo y mentiras para mantener el statu-quo, que capaz que sean las mismas embestidas de siempre, pero como la luz (claridad) es diferente ahora podremos mirarlos y destaparlos con más conciencia que antes, tanto en nuestra vida personal (luchas internas por hacer cambios) como en la colectiva.

 

Todo esto nos puede dar una sensación de caos, pero es más bien el nuevo mundo que puja por nacer mientras las viejas estructuras sociales, científicas, económicas, culturales, educacionales, religiosas y políticas intentan mantener sus antiguas –y cada día más obsoletas- formas de llevar la vida, donde el denominador común es: el miedo. Y esta emoción pese a su omnipresencia es algo que tenemos que disolver si queremos conectar con la nueva era.

 



 

 

 

Lo que se lleva ahora en el nuevo mundo, estimado lector, es todo el rato la confianza. En la vida, en nuestra sabiduría –muchas veces tapada por exceso de acción e información teórica-, en el pulso de nuestro cuerpo que nos avisa de tantas cosas, en la perfección del Universo capaz de generar vida en constante movimiento. Este ciclo que inauguramos es un espacio donde confiar es primordial para generar una vida nueva día a día.

 

"Este ciclo que inauguramos es un espacio donde confiar es primordial para generar una vida nueva día a día. "

 

El miedo sólo nos conduce a acumular, defendernos, agredir, dudar, competir y sentirnos siempre insatisfechos. Nada de eso nos permitirá entrar al nuevo tiempo-mundo que iniciamos, donde las horas son un suspiro, las distancias un par de clicks, las diferencias se desdibujan y no hay nada –ni nadie- a qué aferrarse. Este mundo nuevo es un espacio creativo donde podemos liberarnos de cadenas para compartir más, auto-respetarnos y decidir con más conciencia cómo queremos vivir.

 


Recomendaciones para sonreír en este ciclo
Estas predicciones 2013 van signo por signo y le dan pistas a cada uno de los doce personajes del horóscopo de cómo surfear las olas de un año rápido, tajante, profundo y apasionante. Pero antes, a modo de salvavidas energético comparto unas cuantas acciones esenciales para quienes quieran entrar a este espacio al cual está invitada toda la humanidad. Ahora, si usted no quiere ingresar a lo nuevo, está todo bien, siempre hay quienes nos recuerdan lo antiguo y optan por quedarse en lo conocido; cada uno con lo suyo.

Estas son las recomendaciones:

 

  • Respire, esto lo mantendrá en mayor calma y conexión.
  • Vaya lento, la prisa es neurosis y nos impide disfrutar, encima el tiempo de ahora es muy distinto, está acelerado y es multidimensional, podemos hacer magia sin correr.
  • Igual muévase, la evasión le quita poder.
  • Use su creatividad, hacer siempre lo mismo o de la misma forma provoca estancamiento y frena las oportunidades de la vida.
  • Sienta su cuerpo y cuídelo, es su única nave para ingresar al 2013 y los años que vienen.
  • Ríase, el humor alivia, eleva y crea.
  • Pida ayuda, lo demás es soberbia.
  • No se compare, todos tenemos ritmos y caminos diferentes.
  • Quiérase, es una gran forma de crecer, generar y encontrar amor.
  • Busque su propia verdad en todo ámbito de cosas, estas predicciones –por ejemplo- son una mirada, pero si usted tiene otra mejor o que le gusta más, ¡enhorabuena!


Y, por si fuera poco y como acá somos muy generosos, no olvido la tercera clave que dejamos pendiente, que si logramos captarla (es simple, pero da trabajo) haremos un cambio cuántico sin taller ni libro de auto-ayuda de por medio: tenemos que dejar de esperar cambios –esos que anhelamos, obvio- como por acto de magia. Primero es necesario que cambiemos por dentro para que esa potente auto-transformación de una actitud, hábito o pensamiento se traduzca pronto en algo muy positivo que sólo será el reflejo de nuestra acción interior. Es decir: “cambio interior + voluntad + confianza = regalo de la vida materializado”. No hay que rogar ni andar buscando afuera, simplemente si cada uno cambia poco a poco, sin expectativas, nuestra vida personal se modificará poderosamente y lo mismo ocurrirá con el mundo que habitamos; sólo así lograremos sonreírle a un tiempo muy mágico.

 

Entonces:

¡A cambiar por dentro e inaugurar el nuevo mundo, estamos todos invitados!

aries
Aries
libra
Libra
tauro
Tauro
escorpio
Escorpión
geminis
Géminis
sagitario
Sagitario
cancer
Cáncer
capricornio
Capricornio
leo
Leo
acuario
Acuario
virgo
Virgo
piscis
Piscis
horóscopo
Horóscopo Semanal
Conoce que te depara el futuro semana a semana junto a Emol.com