El calvario y el renacer de Diego Olate, el ex jugador de Colo Colo que fue acusado "injustamente" de homicidio

Estuvo en la cárcel. Perdió todo. Tres años sin jugar profesionalmente, no quería saber nada del fútbol... El domingo pasado volvió a pisar una cancha del balompié rentado. "Volví a nacer", dice.

12 de Agosto de 2017 | 16:01 | Manuel Rojas, Emol

Diego Olate, capitán de Colchagua, en su regreso al fútbol, después de tres años.

Facebook Deportes Santa Cruz
SANTIAGO.- Domingo 6 de agosto. El reloj se acelera hacia las 15:00 horas. Estadio Jorge Silva Valenzuela. Un plantel completo hace fila para ingresar al terreno de juego, mientras el locutor oficial los va nombrando uno a uno.

Entremedio del puñado de futbolistas -en su mayoría jóvenes- uno lleva la jineta. Es el ex capitán de O'Higgins y jugador de Colo Colo, Diego Olate. Desde su rostro fluye nerviosismo. Mira al cielo, luego al piso. El corazón se le acelera. Inicia el camino hacia el campo y en su cabeza comienzan a recorrerlo imágenes, pero no esas instantáneas que lo vieron ser campeón con Colo Colo o figura y uno de los "regalones" en el O'Higgins de Sampaoli. No, sus recuerdos se van a tres años atrás...

En su mente es lunes 20 de octubre de 2014. Junto a La Serena -su club en ese momento- regresa a la ciudad después de un partido con Rangers de Talca. Personal de Policía de Investigaciones lo espera y lo detiene. Lo acusan de participar en un homicidio en Rancagua el 26 de junio de 2013. El rudo defensor no entiende nada. Es trasladado a la capital de la Región de O'Higgins y queda detenido. Está en la cárcel siete días.



Le leen sus cargos. "Tenemos una investigación que nace del año pasado, donde un adulto mayor se encontraba en su domicilio con diversos impactos de bala en la población Villa Cordillera, en Rancagua. Debido a la investigación días después dimos con el paradero de los imputados, quienes fueron detenidos y llevados a la fiscalía donde declararon, lo que nos llevó a conocer la identidad de otras 2 personas más que participaron en el hecho, donde se dio con el nombre de Diego Olate", explicaba el Subprefecto de la Brigada de Homicidios de Rancagua, Pedro Calderón.

"Un adulto mayor se encontraba en su domicilio con diversos impactos de bala en la población Villa Cordillera"

Subprefecto de la Brigada de Homicidios de Rancagua, Pedro Calderón


Olate entrega su versión. "Ese día yo salía a compartir con un conocido y ahí es cuando llega una persona y salimos a comprar, oportunidad en que llegó un tercer sujeto para que lo acompañaran a buscar un anillo que estaba en prenda, por droga, por dinero, ni lo sé. Luego regresé a mi casa y olvidé la situación".

El parte dice que uno de los acusados lo involucró en el hecho, que había sido partícipe del asesinato...

El mejor partido ganado


-Olate camina hacia la cancha, en las galerías se escuchan aplausos, gritos. El defensor mira a su alrededor y mientras va dejando atrás el impregnado olor a camarín, comienza también a dejar atrás el "calvario" que vivió después de aquel lunes 20 de octubre.

Sigue pensando y sonríe por primera vez. Ahora su imagen se va al 28 de diciembre de 2016. Después de más de dos años de investigación, perder su principal fuente laboral -fue despedido de La Serena- tener que aprender a trabajar en distintos rubros y ver irse gran parte de lo ganado en el fútbol, es declarado inocente.

El tribunal -integrado por los magistrados Roberto Cociña Gallardo, Joaquín Nilo Valdebenito y Marcela Paredes Olave- dio por acreditada la absolución de Olate Jeria: "la prueba aportada por el Ministerio Público no logró establecer la participación que inicialmente se sindicó en contra del acusado, no aportándose ningún antecedente que lo vincule al hecho ilícito como autor, cómplice o encubridor del mismo".

"Sólo dos ex compañeros se preocuparon siempre de mí, Rodrigo "Kalule" Meléndez y Arturo Sanhueza, nadie más"

Diego Olate


Olate se emociona, cree haber ganado su partido más importante, pero pese a eso no quiere volver al fútbol. Se sintió traicionado, apuntado y siempre reconoce. "Sólo dos ex compañeros se preocuparon siempre de mí: Rodrigo "Kalule" Meléndez y Arturo Sanhueza, nadie más".

No quiere volver a jugar, sólo lo hace en un equipo amateur, el Santa Amelia de San Francisco de Mostazal, donde gana casi todo lo que se le cruza en el camino. La rudeza, el tiempo y distancia, el cabezazo siguen ahí y lo animan. "Mis amigos, mi familia y algunos conocidos me decían que aún podía jugar profesionalmente".



Llegó la opción de Colchagua en la Segunda División y no lo dudó. Aceptó y ahí está camino a jugar su primer partido profesional después de tres años de calvario. "Fui injustamente acusado de un homicidio que no cometí. Lo peor fue estar en la cárcel, que la gente que antes te aplaudía ahora te indicara con el dedo, que no se preguntaran si era verdad, sólo te culparan".

Una nueva oportunidad


Quiere reencantarse con la actividad. Sueña, ya no como antes, sólo se pone objetivos. "Sé que puedo volver a jugar en Primera A o la B, por eso estoy acá y lo lograré".

Hoy estudia construcción, porque entendió que el fútbol no lo era todo. "Viví una realidad muy dura. Yo sólo sabía jugar fútbol, nada más, si eso es lo que hice desde chico. Va a sonar pesado quizás, pero tuve que aprender a trabajar, nunca lo había hecho, siempre sólo jugué fútbol y fútbol".

¿Sientes rencor por todo lo que ocurrió?

"No, molestia a veces con la gente. Muchos en Rancagua me conocen, sabían de donde venía, de criarme con mis tíos, vengo de una población me sacrifiqué para salir adelante, por eso fueron días muy tristes".

- El partido ya se juega. Es el "Clásico huaso" ante Deportes Santa Cruz y la figura del rival, Juan Gaete, un muchacho rápido, encarador, ex seleccionado Sub 20 intenta llevarse la marca de Olate. El defensa, con experiencia y tino lo deja ir, lo lleva pegado a su hombro, lo desestabiliza, le saca el balón con temple. Jugada limpia. Los aplausos se escuchan desde todo los rincones.

En la tribuna un par de fanáticos comentan: "Éste se nota que es de otra división, tiene clase y experiencia, es lo único bueno que tiene Colchagua".

En la cancha Olate no los escucha, sólo piensa en la segunda oportunidad que está comenzando a vivir en esa cancha... "Volví a nacer", dice...
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Editar perfil
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ranking Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores