Recuerdos: El día en que el técnico y un crack de la "Roja" terminaron a los combos durante un viaje

Fue terminando una Copa América, donde la selección sacó un punto en cuatro partidos. El jugador involucrado fue expulsado para siempre del equipo nacional.

07 de Octubre de 2017 | 18:00 | Leonardo Salazar M.

La historia es parte del libro: "La Roja. Historias de la Copa América"

Pantallazo
SANTIAGO.- El trago. La culpa de todo la tendría el trago. Y aunque lo sucedido está altamente documentado, no hay certeza si fue vino o cognac lo que desencadenó la trifulca.

Ocurrió en 1922 terminado el Sudamericano de Río de Janeiro, la sexta Copa América de la historia. Chile, dirigido por el uruguayo Juan Carlos Bertone, inició tres meses antes su preparación con una inédita concentración en Quillota.

Por más que nos situemos 11 años antes del inicio del fútbol profesional chileno, no se crea que todo era amateur. Ya la contratación de Bertone daba cuenta de un proyecto detrás, donde el principal objetivo era conseguir por fin un triunfo, tras 22 partidos jugados.

El inicio en el Sudamericano fue esperanzador. La selección igualó 1-1 con los locales, que contaban con Arthur Friedenreich, el primer mito brasileño (dicen que marcó más goles que Pelé). Pero luego comenzaron los problemas, líos de camarín e indisciplinas versión 1922.

En la cancha, Chile terminó perdiendo 2-0 con Uruguay, 4-0 con Argentina y 3-0 ante Paraguay.

Al subirse al barco Almanzora, para comenzar el regreso vía Montevideo-Buenos Aires, asomó la primera chispa: Enrique Abello, uno de los referentes del equipo, discutió a viva voz con Serafín Guerra, dirigente de la Asociación (hoy ANFP), quien reprochó los tres partidos perdidos, sobre todo el juego ante el debutante Paraguay.
Pero no fue sino hasta el trayecto entre Mendoza y Los Andes cuando se desangró la Roja de manera trágica.

Sería, sin duda, el acto de indisciplina más grave en la historia del fútbol chileno.

Ya a bordo del vagón de primera clase, en el tren que salió a las 6:30 de la mañana desde Mendoza, Abello y algunos compañeros de selección comenzaron a beber sin destajo. A eso de las 8:00 AM Abello empezó a imitar a Bertone y a fustigarlo en voz alta, con los demás pasajeros de testigos.

Bertone le dijo entonces a Armando Zanelli, jefe de la delegación: "Si Abello no cesa en sus insultos, no voy a responder de mí". Zanelli le respondió: "Pero si viene borracho… ¡Trate de contenerse!".

El ánimo siguió caliente. El uruguayo Bertone no aguantó más y se paró del asiento: Lisa y llanamente tiró el primer puñete. El chileno respondió con un uppercut directo al mentón del entrenador. Ambos sangraban, varios separaban, otros aprovechaban de pegar en el tumulto. La riña tipo callejera estaba desatada cruzando la cordillera.

La historia se supo con detalles porque, al llegar a Santiago, los dirigentes elaboraron un informe ante el Consejo Superior (símil del Consejo de Presidentes actual). También está la versión de Abello publicada el 8 de noviembre de 1922 en Las Últimas Noticias y, por último, la prensa venía arriba del mismo tren y publicó todo lo sucedido. Las versiones coincidían.

Abello, reconociendo la pelea, se defendió culpando a Bertone de "ladrón" y "empresario del fútbol". "Además nos trataba como un capataz a sus inquilinos", acusó. "Ábranle las maletas, vienen llenas de vestidos para su mujer. Los ha comprado con el dinero que se ha apropiado y que es fruto de nuestro esfuerzo", había señalado arriba del tren.

Pese a todo, el jugador fue castigado a perpetuidad ante la sorpresa de muchos. Apodado “Ñato", Abello era profesor e inspector de la Escuela Normal y había sido –de hecho- el descubridor de David Arellano, llevándolo a su club Magallanes.

"La sesión del Tribunal fue publicada íntegramente entre el 15 y el 25 de diciembre por El Mercurio de Valparaíso", se documenta en el libro "La Roja. Historias de la Copa América" de Carlos González y Braian Quezada, que cuenta Ésta y otras 35 narraciones de la selección.

El incendio naturalmente dejó estelas. La Asociación terminó disolviéndose y surgió la Federación de Football de Chile. Bertone renunció y desapareció del mapa ¿Y el fútbol? Bien, gracias. Tuvieron que pasar cuatro años más para lograr el primer triunfo de la historia. Y claro, se anunció "un nuevo reglamento" para regular los problemas de indisciplina al interior de la selección... Serían dados a conocer en el corto plazo.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Editar perfil
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ranking Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores