Beyond English: la empresa social que promueve el inglés en el sector público y privado

Una estadounidense dejó su país para radicarse en Chile, enseñar su idioma natal y crear una compañía que, como califica ella, tiene un "espíritu de fundación".

25 de Febrero de 2016 | 07:31 | Por Fernanda Villalobos Díaz, Emol
SANTIAGO.- Chile no se caracteriza por ser un país bilingüe. Así lo confirman las estadísticas: sólo el 8% de los chilenos maneja el idioma inglés, según el Ministerio de Educación. Un porcentaje que nos juega en contra si lo asociamos con las de la Cámara Chileno Norteamericana de Comercio que dice que en 2023, el 80% de las empresas tendrán el inglés como requisito para un puesto de trabajo.

Courtney Yarsley, estadounidense de nacimiento, vivió en primera persona esta situación en 2006 cuando llegó a Chile a trabajar como profesora de inglés de forma voluntaria por la ONG WorldTeach. "En Chile existe una necesidad enorme de aprender inglés 'in Chile'. Las estadísticas hablan por sí solas y por lo tanto ha sido el ambiente ideal para desarrollar un nuevo modelo (de negocios) híbrido que tenga mayor impacto", cuenta.

Es por ello que luego de emprender una pequeña iniciativa sin fines de lucro para enseñarle inglés a niños de bajos recursos en Puente Alto y La Pintana y recibir un fondo de Rotary Internacional en 2008, finalmente en 2014 estableció "Beyond English", una empresa B que al vender un curso de inglés a privados entrega la misma oportunidad para un niño de escasos recursos.

"Es una especie de 2x1 que genera que, por el mismo precio competitivo, las empresas apoyen el desarrollo de sus colaboradores y generen valor agregado en Responsabilidad Social Empresarial (RSE), ya sea que lo quieran hacer por responsabilidad genuina o por reforzar su imagen. Este innovador modelo llamado Learning Powers Learning (Aprendizaje Genera Aprendizaje) es pionero en generar un doble impacto en la enseñanza del inglés", explica Yarsley.

En 2008 se integró paralelamente al sector privado para dar clases particulares en la Universidad Diego Portales porque con el auspicio no le alcanzaba un sueldo.

Fue allí donde se dio cuenta de las deficiencias de la industria: "Me iba dando cuenta de ciertas deficiencias presentes en ambos sectores (público y privado), concluí que había que diseñar un nuevo modelo más integral para llegar a mejores resultados", comenta.

"En esta época conocí a muchos gringos como yo que estaban enseñando inglés y cuando les preguntaba a qué se dedicaban, era evidente que había desmotivación, porque me respondían 'enseñando inglés nomás', como si fuese algo sin significado y que no los llenaba", agrega.

"Empresa con espíritu de fundación"

Desde marzo de 2015 cuenta con una certificación B y por los Organismos Técnicos de Capacitación (OTEC) y ha sido apoyada por Corfo y UDD Ventures.

Yarsley define a su emprendimiento como "una empresa con espíritu de fundación" ya que sigue reinvirtiendo todo en el modelo. "Pero ser empresa B es más que eso: a través de los negocios, generamos impacto positivo en el mundo que habitamos", dice.

La compañía también se centra en crear una experiencia significativa para el profesor. "Para reclutar a los mejores tuvimos que crear una experiencia integral. Por eso, ofrecemos excelentes condiciones de trabajo y la posibilidad de impactar socialmente, y eso nos da una ventaja competitiva frente al mercado, porque nos permite reclutar a los mejores", sostiene su directora académica, Christine Andrews.

Además, funcionan como una especie de programa de formación profesional, porque "empoderamos a los profesores y les enseñamos a liderar proyectos", añade.

Todos los profesores de Beyond English son norteamericanos y utilizan una metodología de aprendizaje experiencial que va más allá de la gramática y el vocabulario, y que consiste en aprender a través de ejercicios que promuevan el pensamiento crítico. "Está demostrado que esto es clave para que las personas trasciendan el nivel intermedio", asegura Yarsley.

Los cursos duran entre 30 y 90 horas, tres horas a la semana distribuidas en dos días y cada 15 horas hay evaluaciones.

Actualmente el programa se encuentra en las comunas de Lo Espejo, Lo Prado, La Florida, Santiago, Puente Alto y La Pintana y ya tiene entre sus clientes a Groupon, BBVA y Polpaico.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones
Ordenar por: