¿Qué se puede hacer para no terminar como el CEO de Uber?

Travis Kalanick pidió una licencia sabática justo cuando su empresa enfrenta importantes acusaciones. Diversos coaches ejecutivos se refirieron a sus métodos para que otros empresarios "se salven de sí mismos".

18 de Junio de 2017 | 14:00 | Bloomberg
Reuters
BLOOMBERG.- "Aprenda a liderar, o corre el riesgo de perder el control de la empresa que usted fundó". Esa es la lección, según la agencia económica Bloomberg, que los fundadores de startups pueden aprender del CEO de Uber, Travis Kalanick, quien tomó una licencia después de un ola de escándalos.

El hecho se dio, sobre todo, después de su discusión con un conductor de Uber y un correo electrónico que envió al personal de la empresa lleno de blasfemias y hasta con de casos de acoso sexual en su compañía y una investigación por violaciones en la India.

"Uber es el perfecto ejemplo de cuando un CEO necesita arreglarse", señaló Amol Sarva, fundador de Knotel, que arrienda espacio de coworking a las startups, y quien también invierte y forma parte del consejo de varias otras firmas. "Lo último que queremos es otro de esos".

Ben Olds es coach ejecutivo del Grupo Boda. Él se reúne con los clientes una vez a la semana o dos, durante una hora. Sus primeras sesiones se centran en la identificación de problemas y deficiencias - cosas que los fundadores rara vez escuchan de la gente que los rodea. Entonces Olds intenta arreglarlos, asignando a sus clientes tarea para llevar de vuelta a la oficina.


Según el coach, "muchos fundadores carecen de las habilidades para tener conversaciones difíciles; intimidan a las otras personas y no escuchan". En esos casos, Olds le dice a su cliente que sólo hagan preguntas en las conversaciones y sus clientes pueden pasar seis meses haciendo ejercicios como ese hasta que se vean resultados.

¿En cuanto a Kalanick? "Mi corazonada es que no es tan idiota como aparenta", indicó Olds. "Este tipo tenía una gran idea, lo que no tenía son habilidades básicas de liderazgo".

Para alguien como Kalanick, a Olds le gustaría entender lo que lo provoca. Para averiguarlo, habló de algunos incidentes lamentables, con la esperanza de mejorar su inteligencia emocional y evitar el mal comportamiento. "Aunque es excelente en ciertas cosas, necesita aprender a mesurar sus propias emociones", dijo Olds.

Si eso suena como terapia, lo es. Gran parte del coaching ejecutivo se centra, como la terapia, en ayudar a los CEOs a obtener la inteligencia emocional que necesitan para administrar sus empresas.

Algunos coaches utilizan la terapia narrativa, en la que los clientes se sientan y describen su historia de vida para llegar a la raíz de sus problemas.

Sunil Arora, un coach ejecutivo de Knotel, utiliza un método similar a la terapia de la charla. Arora, que entrena a unas dos docenas de personas, cuenta que le pregunta a los fundadores cómo se sienten acerca de 10 diferentes temas como el dinero, el poder, el estado, la suerte y el ego.

El objetivo, para los coaches y para los inversionistas, es salvar a los fundadores de sí mismos antes de que sea demasiado tarde.

"La persona más dura y volátil para reemplazar es un CEO", dijo Sarva. "Esta persona entra con los hábitos erróneos, pero reemplazarlos es increíblemente difícil".
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Editar perfil
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores