El auge y caída del imperio Playboy: Qué desafíos deja la muerte de Hugh Hefner

Tras la masificación de internet, la revista erótica ha sufrido importantes retrocesos económicos, además de una serie de cambios editoriales que buscan posicionarla en el mundo millenials.

28 de Septiembre de 2017 | 13:16 | Emol
SANTIAGO.- Esta madrugada, a los 91 años, el magnate de la icónica revista Playboy, Hugh Hefner, murió en la famosa mansión de US$100 millones que llevaba el nombre de su "imperio" y rodeado de sus más cercanos.

Sin embargo, la empresa erótica ícono, está lejos de estar en su mejor momento y deja más sombras que luces a Cooper Hefner, hijo y heredero de la revista.

Playboy, se convirtió en los '70 en una marca con gran popularidad mundial: vendía 7 millones de copias mensuales en todo el mundo, 23 clubes llevaban su nombre, resorts, hoteles, casinos, y hasta una empresa de limusinas, según Forbes.

En 1973, la empresa tenía un beneficio de aproximadamente US$20 millones. Pero la insostenible expansión que experimentó la empresa llevó a que en 1975 su capital se desplomara a US$2 millones. En realidad, lo único que parecía seguir produciendo beneficio era la revista.

Después, la llegada del internet noqueó a la revista, la cual dejaba de tener sentido frente a una competencia que ofrecía, al alcance de un click, pornografía sin restricciones de tiempo o espacio, con inmediatez y, sobre todo, gratis.

Así, y con un goteo financiero incontrolable, Playboy pasó de tener ganancias por US$3,7 en el el último trimestre de 2006 a pérdidas por US$1,1 millones en el mismo periodo de 2007, según USA Today.

En 2011, Scott Flanders tomó el control de la empresa, el cual había sido liderado por Christie Hefner, hija de Hugh. El nuevo jefe ejecutivo redujo el personal un 75% para frenar las pérdidas y subcontrató parte de los negocios de la firma.

En ese entonces la revista perdía alrededor de US$12 millones al año y Flanders logró reducirlo a US$3 millones para 2015. Sin embargo, y a pesar de "hacer más sostenible" la caída, la revista pasó de vender 7,2 millones en 1972 a sólo 800 mil en 2015.

Desde entonces, Playboy ha experimentado constantes transformaciones y reestructuraciones, de hecho, en 2016 publicó su primera edición sin desnudos, un nuevo concepto que busca abandonar los estándares de erotismo de los '60 y llegar a los millennials. Estrategia que aún no pareciera dar resultados concretos.

Así, los rumores de la venta de la emblemática revista de Hugh Hefner no será nada fácil, pues además de pagar US$500 millones, el comprador deberá ser capaz de manejar –y reavivar– una revista que fundó el periodismo erótico hace 62 años.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores