Adicciones y depresión: Las enfermedades que Chris Cornell sobrellevó por décadas

El fallecido cantante estadounidense nunca negó que consumió drogas ni que tuvo pensamientos suicidas. En la última década logró estar sobrio, pero no pudo superar por completo sus problemas.

18 de Mayo de 2017 | 17:44 | Emol

Hace sólo dos años Cornell dijo a la revista Rolling Stone que había superado su depresión.

Archivo El Mercurio.
SANTIAGO.- "Hubo una época en la que no esperaba estar aquí. Y ahora no sólo espero estar —no voy a ir a ninguna parte— sino que además he pasado los últimos 12 años de mi vida sobrio, con el objetivo de averiguar qué tipo soy sin sustancias, porque ese (el adicto) era un tipo diferente". Con estas palabras Chris Cornell expresaba a la revista Rolling Stone, en el año 2015, cómo percibía su vida en aquel entonces.

Pero algo ocurrió desde ese periodo a la fecha. El vocalista de Soundgarden volvió a sentir que no debía "estar aquí", pues la noche del miércoles 17 de mayo, y después de un concierto junto a la banda que formó en los ochenta, decidió quitarse la vida en el baño de la habitación que lo alojaba en la ciudad de Detroit.

El músico de 52 años fue hallado sin vida, con una correa atada al cuello. Su deceso impactó tanto a sus fans y al mundo de la música como a sus cercanos, pues su esposa aseguró que en el último tiempo la voz de "Black Hole Sun" no había dado indicios de haber tenido una recaída en su depresión.


Cornell nunca ocultó haber padecido aquella enfermedad, y tampoco escondió sus problemas con las drogas, tal como lo demuestra aquella antigua entrevista de Rolling Stone. Y es que el cantante fue adicto a las sustancias ilícitas y al alcohol por más de 25 años.

Él mismo contó, en varias oportunidades, que empezó a beber a los 13 años. Sólo con la llegada del nuevo milenio, en 2003, decidió desintoxicarse e iniciar una vida sana, lo cual coincidió con la llegada a su vida de Vicky Karayiannis, quien luego se convirtió en su esposa.

"No soy el mismo, no pienso igual, no reacciono igual", dijo en la misma entrevista al hablar de los cambios que presentó tras superar sus adicciones. "Y mi perspectiva no es necesariamente la misma. Mis esfuerzos creativos no son necesariamente los mismos. Y una de las grandes cosas acerca de eso es que me permitió avanzar artísticamente y encontrar nuevas facetas, brillar en otros aspectos. Y eso se siente muy bien", comentó.

Los cuestionamientos existenciales de Cornell quedaron plasmados en las letras de sus canciones, con frases como "Nada parece matarme, no importa qué tan duro lo intente" (en "Blow Up The Outside World") o "Soy un alma en búsqueda de luz, dicen, pero no puedo verla en la noche. Cuando la encuentro, estoy fingiendo, porque me siento en días oscuros" (en "Fell On Black Days").

Respecto a este punto, él mismo aseguraba que las sensaciones eran claves para componer las obras que luego identificaban a sus seguidores. "Para mí, entablar una conexión con la música requiere de una naturaleza visceral, ya sea ira o agresión, o ese tipo de pasión genera el rock. O puede haber una especie de melancolía e introspección que te hace sentir tu propio dolor", explicó a Rolling Stone.

El deceso de Cornell fue dado a conocer por su manager la madrugada del 18 de mayo. Pocas horas después se confirmó que se quitó la vida.
Ranking Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores