Diez feministas chilenas reaccionan a las ideas de Camille Paglia, la controvertida "anti-feminista"

La autora que plantea que "sin el hombre, la mujer nunca hubiera salido de la cueva" y que "las brechas salariales no existen", es puesta bajo la lupa de mujeres de áreas como la política, las artes y el deporte, quienes en general la consideran "un poco de aire fresco en la discusión".

16 de Abril de 2018 | 07:09 | Equipo Espectáculos Emol
SANTIAGO.- Amada u odiada, Camille Paglia es un referente y una pieza enigmática en las corrientes feministas. Algunos la llaman "la anti feminista" o "la feminista a la que todas las feministas odian", por sus posturas controversiales especialmente críticas con la cultura actual.

Hace pocos días, en Emol replicamos los extractos de una entrevista donde afirmaba que "sin el hombre, la mujer nunca hubiera salido de la cueva", que "las brechas salariales no existen" y rechazaba el feminismo académico de mujeres de las élites.

Con el explosivo incremento de interés ante los temas de género, nadie que lea a Paglia puede quedar exento de una opinión. Es por eso que decidimos consultar a diez feministas chilenas -artistas, políticas, deportistas, economistas e intelectuales- para que reflexionaran en torno a las ideas de Paglia y revelaran cuál es su visión de esta particular pensadora.

No hay una verdad absoluta en el tema del feminismo. Cada postura tiene sus puntos a considerar. Yo creo que a las personas que ella ataca y trata de burguesas, su labor ha sido visibilizar la desigualdad en distintos ámbitos que hemos sufrido las mujeres a lo largo de la historia. Abusos, violaciones a nuestros derechos. Por eso quizás la labor de estas mujeres "burguesas" fue visibilizarlo y mostrarlo como una problemática inaceptable, no sólo por las mujeres, sino que por toda la sociedad. Pero también comparto que el feminismo es una manera de vivir, algo que se practica todos los días. Creo que ser feminista siendo una mujer trabajadora, sin títulos universitarios para validarte, es aún más difícil ponerte a la par del hombre y hacer valer tus derechos que alguien que sí tuvo la oportunidad de desarrollarse académicamente.
Francisca Crovetto, deportista olímpica del tiro skeet y presidenta de Deportistas de Alto Rendimiento
Me parece interesante la crítica que hace porque todo nuevo análisis en relación al feminismo, a la lucha de clases y a la igualdad de condiciones es súper bienvenido, y también es un llamado de alerta a que generaciones contemporáneas: que aparte de tener la lucha dentro de contextos de élite, también se preocupen de otros lugares en que el feminismo no llega aún. Ahora, ella igual lo está diciendo desde una universidad gringa ultra privilegiada. Me parece controversial que diga que todas las demás son elitistas y ella no, tiene títulos en universidades importantes y hace clases allí. También creo que hay algo de desconocimiento al trabajo de las feministas contemporáneas, porque en el cotidiano, hay muchas que también se mueven fuera de las esferas de élite y trabajan con chicas que necesitan su apoyo, y eso no es tan visible como lo que ocurre en el mundo académico. Yo creo que los contextos del feminismo han ido cambiando, hoy día es mucho más masivo y más popular, entonces obviamente la lucha que le tocó a ella cuando era joven fue más difícil, pero hoy está mucho más abierta la sociedad para discutir estos temas. Si eso le parece un privilegio, bueno, puede que lo sea, pero es el contexto histórico que nos tocó vivir.
Claudia Apablaza, editora de "Los libros de la mujer rota"
Hay que contextualizar que ella es una feminista que desde los ’90 es bastante controvertida porque precisamente va a contrapelo de lo que yo diría que son ciertas frases del feminismo que se repiten al vacío. Su pensamiento va más allá de unas cuantas cuñas y por eso es una feminista que ha trascendido en el tiempo. Cuando dice "el hombre nos sacó de la cueva" a lo que se refiere es que entre hombres y mujeres hay ciertas diferencias en sus roles históricos, no niega que en parte nuestra identidad es constructo social, pero afirma que también hay otra parte que no lo es, sino que en la interacción del animal humano y la cultura, han pasado ciertas cosas que posiblemente quienes lucharon y conquistaron territorios fueron los hombres. En ese sentido la cuña de Camille si uno la recorta es polémica, pero no está diciendo nada tan raro. Cuando ella dice ‘la brecha salarial no existe’ habla de que hay muchas variables que nos empobrecen, que ‘paremos de repetir como loros ciertas cosas y pongámonos a pensar’. Más que escandalizarse tanto con la Camille Paglia, creo que independiente que uno no esté de acuerdo con todo lo que ella dice, es un poco de aire fresco para renovar la reflexión.
Constanza Michelson, psicóloga clínica y panelista radial
Hay en general un cuestionamiento social a las formas rígidas, más allá de lo que dice ella, esto es un tema recurrente de crítica a la forma que se da a la academia, que separa temas que pueden ser transversales, interdisciplinarios, y ahí puede haber un reduccionismo, pero uno no podría decir que es negativo. Habría que siempre estar revisando las limitantes de la forma académica para todas las áreas. Siempre es necesario ir buscando puentes y volver a ser más transdisciplinario, y en ese sentido es una crítica válida pero vista desde esa perspectiva. No hay que olvidar que también entre las mujeres, entre las diversidades sexuales y de género, de pensamiento, hay muchas líneas de análisis. Hablar de feminismo y de antifeminismo es muy limitado. El feminismo mismo ha tenido varias etapas, ha ido evolucionando hasta un momento donde hoy incluso hablamos de una gama enorme de géneros, no de hombres y mujeres, hablamos de un continuo, de diversas formas. Existen, también, posturas de diversos feminismos, muchos feminismos. Creo que es muy limitado plantearse como un antifeminismo. Todo lo que se preocupa de la sociedad tiene un recorrido, parte en el movimiento social y llega a la academia, pero también a veces hay desde la teoría o desde el pensamiento cosas inéditas, a la vanguardia o que se anticipan a lo que va a ocurrir en movimientos sociales o más masivos, también es válido eso. Que algo ‘sea de élite’ no es una crítica que lo descarte.
Roxana Pey, ex rectora de la Universidad de Aysén
Estoy de acuerdo en que el mundo en que vivimos ha sido creado por hombres. De hecho, el problema está en que las mujeres o se adaptan a ese mundo que aún tiene esas reglas masculinas o pierden. En el mercado laboral pasa algo así. La evidencia indica que la brecha de salarios en el mercado laboral es diferente en cada mercado. En el caso de los médicos, por ejemplo, no hay brechas de salario por hora. En el caso de los abogados, hay una brecha que no se debe a razones de productividad. Esto muestra que parte importante de la discriminación tiene que ver con cómo el mercado valora el aporte de una mujer, y esto muestra que es un problema cultural. Es más, los estudios muestran que los mensajes culturales empiezan en la infancia temprana, dentro del hogar y en los colegios. Tanto la educación como la cultura son difíciles de modificar y tienen que ver con políticas públicas en muchas dimensiones. Creo que las cuotas en los directorios de empresas están pensadas en ese sentido, en hacer que las reglas cambien.
Claudia Sanhueza, Directora Centro de Economía y Políticas Sociales, Universidad Mayor. Investigadora COES.
No me extraña que haya pugnas al interior de un mismo movimiento. Quien piensa que las disidencias no son heterogéneas, no entiende qué es lo político. Ser personas, vivir, convivir, compartir un planeta del que no podemos salir implica administrar nuestras diferencias, no se trata de ponernos de acuerdo y construir un mundo perfecto y feliz, eso no existe. Bolaño decía: ‘la felicidad genera campos de concentración’. Qué quiero decir: que en la búsqueda de mirar las heridas/injusticias del mundo que queremos cambiar o anular, en ese camino, hay que tomar posturas e inevitablemente esas posturas harán daño o incomodarán a otras personas. Eso es tener un espíritu revolucionario, es ir con tus ideas hasta el final, cueste lo que cueste. Entonces, en mi visión más libertaria o individualista colectivista, creo que es sano que exista la Camille Paglia, que es súper sano que existan voces que nos pongan incómodas. Hay que escuchar a la gente que te tira las orejas, no a la que te aplaude todo.
Arelis Uribe, autora de "Quiltras" y "Que explote todo".
Creo que si bien el feminismo hay que abordarlo desde la visión de clase que ella hace, me parece que no ayudan mucho sus declaraciones. Finalmente hacer esa diferencia entre distintas feministas, burguesas o trabajadoras, no suma mucho a trabajar de manera conjunta para terminar con esta visión machista existente. Ella no nos pone en jaque, sino que nos refuerza que el movimiento social feminista va por buen camino. Paglia critica también ese feminismo que intenta realizar cambios mediante leyes, pero tenemos que entender que mientras el cambio cultural no provoque una completa igualdad de oportunidades, tendremos que generar leyes para hacerlas exigibles; hemos logrado algunos avances en ese sentido y ésa es también una de las tareas que tenemos a nivel de diputación.
Gael Yeomans , Diputada distrito 13, Izquierda Libertaria.
Estoy de acuerdo en que la mujer trabajadora debe empoderarse y que los temas de mujer no deben abordarse desde las élites, sino más bien desde la mirada que la mujer común tiene respecto de sus problemáticas naturales. En esa línea, pensar que el feminismo debe hacerse cargo solamente de las brechas salariales o de las cuotas de género en el sector público o privado, es un error. Claramente, el feminismo ha contribuido a visibilizar problemas sociales de género tales como los abusos sexuales, abusos físicos, entre otros. La legislación chilena que tipifica el femicidio como un delito especial, apunta precisamente en esa línea. Por lo anterior, creo que es positivo que exista el feminismo y que se manifieste como una extensión de la individualidad de la mujer, y se proyecte en los espacios sociales en donde pueda difundirse su importancia y los anhelos históricos. Ahora mi enfoque personal es que esto se aborde desde una perspectiva que permita que cada mujer pueda desarrollar sus fines propios, sin recibir coacción de ningún tipo y desde luego que eso tiene que ver con la coerción que puede ejercer el Estado, los diversos actores sociales como podría ser una empresa o un empleador, e incluso tu pareja o marido en el contexto de tu vida familiar íntima. La mujer tiene el derecho a poder escoger cómo desarrollar sus talentos y el Estado debe permitirle que lo haga sin presiones sociales.
Érika Olivera , ex atleta y actual diputada distrito 9, Renovación Nacional
Recuerdo que a fines de los ’90 Camille Paglia se puso muy de moda. Como ahora, era "la feminista anti feminista" más controvertida que hubiera. Estés o no de acuerdo con ella, creo que es una pensadora brillante, capaz de elaborar argumentos muy finos y lúcidos. En ese entonces leí “Sexual Personae” y “Sex, Art and American Culture”, que fue muy denostado, entre otras cosas porque reivindicaba a Madonna como una grandísima feminista, cosa que no gustó nada en ese momento pero que hoy en día no sería nada polémico (ojo que después del discurso de Madonna en los Billboard, Paglia la criticó duramente, dijo que era patético y Madonna también le contestó... o sea que pelearon. Pero en los ‘90, Paglia la reivindicaba). “Sexual Personae y Sex” y “Art and American Culture”, ambos son libros que revisan la historia de manera inteligente y que destilan amor por las artes, la literatura, y también la cultura pop; eso me fascinó, su aproximación a la historia de la cultura occidental. Yo celebro que esté de moda de nuevo, ella sabe cómo reinventarse. Pero recomiendo sobre todo leerla, y no sólo ver sus entrevistas en Youtube, donde a veces puede soltar boutades (paradojas) un tanto exageradas.
Lola Larra , autora de "Al sur de la alameda" y "Sprinters. Los niños de Colonia Dignidad"
Lo que sí me gusta de Paglia es que ella valora lo que hacen los hombres. Yo en algo sí concuerdo con ella y es que creo que el feminismo nunca va a llegar a entenderse si es que en esto no compartimos con los hombres.
He tenido largas conversaciones con amigas feministas por eso, porque pienso que somos una sociedad y queremos igualdad de derechos y deberes. Eso es el feminismo. La igualdad de derechos y deberes implica que en eso también los hombres tienen otros derechos y otros deberes y eso es muy interesante(...) No me parece antifeminista. Me parece que ella está mirando el feminismo de otra manera y que ningún movimiento va a surgir y avanzar si no es capaz de autocriticarse y que no está nada de malo hacer críticas con nosotras mismas y tener claro dónde es que nos falta avanzar todavía
Alejandra Valle , periodista y conductora de "Intrusos" (La Red)
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Editar perfil
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores