El otro Tedeum que complica al Gobierno: La inquietud de La Moneda por la ceremonia evangélica de Fiestas Patrias

El Ejecutivo se encuentra en conversaciones con representantes de la institución religiosa para que el obispo Eduardo Durán, investigado por eventuales delitos tributarios, no encabece la ceremonia.

09 de Agosto de 2018 | 10:08 | Por Verónica Marín y Tomás Molina, Emol
El Mercurio
SANTIAGO.- La presencia del cardenal Ricardo Ezzati en el Tedeum Ecuménico del próximo 18 de septiembre generó controversia la semana pasada. Y es que algunas autoridades señalaron que no asistirían luego que el arzobispo de Santiago fuese citado a declarar por el eventual delito de encubrimiento en medio de las denuncias por abusos sexuales cometidos por sacerdotes. El Gobierno también puso en duda la concurrencia del Presidente Sebastián Piñera.

Finalmente fue el propio Ezzati quien optó por dar un paso al costado, dejando a cargo de la ceremonia al deán catedral de Santiago, Juan de la Cruz Suárez. Decisión que fue valorada por el mismo Mandatario, dispersando así la tensión que envolvía al evento religioso de Fiestas Patrias.

Pero ahora es otro el Tedeum que genera preocupación en el Gobierno: el de la Iglesia evangélica, el cual se llevará a cabo el domingo 16 de septiembre.

Según señalaron a Emol fuentes al interior del Ejecutivo, existe inquietud con la idea de que el obispo y máxima autoridad de la Primera Iglesia Metodista Pentecostal, Eduardo Durán -padre del diputado RN del mismo nombre-, sea quien presida la instancia. Tarea que le corresponde en su rol de líder de la Catedral Evangélica de Chile.

Lo anterior considerando que Durán está siendo investigado desde fines del año pasado por la Fiscalía de Alta Complejidad de la zona oriente por su alto patrimonio. De hecho, se indagan eventuales delitos de lavado de dinero o infracciones tributarias y la investigación está siendo llevada bajo secreto.

Por esto, desde el Gobierno señalaron que el Ministerio de la Secretaria General de la Presidencia, encabezado por Gonzalo Blumel, se encuentra en conversaciones -a través de su oficina de asuntos religiosos- con representantes de la Iglesia evangélica para que Durán no lidere la ceremonia y que en dicho Tedeum estén representadas todas las vertientes de la institución.

Mirada desde la institución religiosa


Un importante pastor evangélico, que prefirió mantener su nombre bajo reserva, aseguró a este medio que este "es un tema que efectivamente se ha estado conversando al interior de La Moneda".

Y agregó: "Me parece prudente que por motivos de investigación de un proceso que está llevando adelante la Fiscalía en contra de una persona que es representante protocolar de la Iglesia evangélica, ésta no encabezara ningún Tedeum, ni tampoco ser parte de la representación protocolar".

Por lo tanto, el pastor apuntó que sería una correcta señal de parte del Gobierno poder "corregir" este asunto "ojalá antes del Tedeum", en el sentido de que el Ejecutivo determine "reemplazar al representante protocolar y así tomar una decisión para proteger lo que significa el Tedeum evangélico y cuidar la dignidad y el honor de la Iglesia".

También expresó que sería "una excelente iniciativa que el pastor Durán de un paso al costado", tal y como lo hizo el cardenal Ezzati el pasado sábado. Tomando lo anterior como ejemplo, el miembro de la Iglesia evangélica recordó al Presidente Piñera que "tiene la decisión de ir o no ir (al Tedeum), al igual como se pronunció" con el arzobispo de Santiago.

En la misma línea, el diputado de Revolución Democrática y de formación evangélica, proveniente de una familia que profesa dicha religión, Pablo Vidal, comentó que "un gesto verdaderamente republicano por parte de quienes organizan este Tedeum sería que el obispo Durán no lo presidiese".

La Iglesia evangélica "ha tenido que pagar multas por daños a la moral precisamente en la catedral, y además (Durán) está siendo investigado por delitos de lavado de dinero e infracciones tributarias", aseguró el parlamentario, recalcando que sería una "buena señal" que el obispo se restara, "de la misma forma que el cardenal Ezzati".

La tensión del año pasado


El Tedeum evangélico que no es primera vez que causa complicaciones a altas autoridades de Gobierno. El año pasado, durante el evento celebrado el domingo 10 de septiembre, la entonces Presidenta Michelle Bachelet fue objeto de duros ataques verbales por los asistentes a la ceremonia.

"Asesina" y "vergüenza nacional", fueron parte de los insultos que recibió la Mandataria en la instancia en señal de rechazo por la postura de su administración en relación al aborto y el matrimonio igualitario. Tras el impasse, Bachelet se retiró con molestia de la catedral evangélica, mientras que la ex ministra vocera de Gobierno, Paula Narváez, sostuvo que "cuando se le falta el respeto a la Presidenta, se le falta el respeto a Chile".

Recordando aquello, Vidal dijo esperar "que este año el Presidente Piñera no tenga que sufrir la vergonzosa falta de respeto que tuvo que sufrir hace un año atrás la Presidenta Bachelet".

"Es inaceptable que el púlpito de una iglesia sea utilizado políticamente por grupo conservadores que no representa la totalidad del grupo evangélico", concluyó.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Editar perfil
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores