Maradona volvió a brillar en una cancha

Apenas 44 minutos bastaron para que el ex capitán argentino deleitara con su zurda en la despedida del fútbol activo del alemán Lothar Matthaeus, que se disputó esta tarde en Munich, ante casi 50 mil personas.

26 de Mayo de 2000 | 15:39 | DPA
MUNICH.- Con una estruendosa ovación y con el público de pie fue despedido esta tarde el ex futbolista argentino Diego Armando Maradona en el estadio Olímpico de Munich al terminar su actuación en filas del Bayern Munich en el partido de despedida a Lothar Matthaeus.

Durante 44 minutos, el "Pibe de Oro" maravilló a los casi 50.000 espectadores que concurrieron a ver el partido de despedida de Matthaeus entre el Bayaern Múnich y la selección alemana.

Ya al entrar los equipos y con Maradona visitiendo la camiseta número 10 del Bayern, una ovación llenó la arena muniquesa que esta tarde vivió escenas como en sus mejores tiempos y el empate de 1-1 fue cosa secundaria.

Aún un poco excedido de peso y sin la velocidad de otros tiempos, el famoso número 10 argentino mostró relámpagos de gran fútbol y su zurda mágica volvió a brillar con pases milimétricos. Como siempre buscó la ofensiva y llevó hacia adelante los ataques del Bayern que dieron sus frutos en el minuto 9 al marcar Carsten Jancker el primer gol de la tarde, luego de un avance por el costado derecho con la intervención de Maradona, Hasan Salihamidzic y Michael Wiesinger.

El empate llegó por medio de Thomas Haessler, quien reaparecía en el equipo nacional alemán con tiro desde fuera del área en el minuto 25.

Cuando el entrenador Ottmar Hitzfeld decidió sustituir a Maradona en el último minuto del primer tiempo, el estadio estalló en aplausos para Maradona, quien agradeció las muestras de simpatía con inclinaciones de reverencia, antes de confundirse en un prolongado abrazo con Lothar Matthaeus.

Ya antes del comienzo del partido, en declaraciones a la televisión alemana, Maradona había dicho: "El fútbol, desgraciadamente, no es para toda la vida".

Maradona, quien interrumpió la cura de desintoxicación que sigue en Cuba para asistir al adiós de Matthaeus, manifestó en alegrarse mucho de poder participar en el homenaje al ''10'' germano en el Olímpico de Múnich.

"Me duele en el alma que se despida", dijo Maradona, luciendo el chándal del Bayern Múnich. "Le agradezco por todo lo que le ha dado al fútbol", agregó.

Matthaeus, a su vez, reconoció haber "sufrido" bastante por la visita de Maradona, quien abandonó el hotel en el que se encuentra alojado apenas 40 minutos antes del comienzo del partido.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores