Michael Schumacher con casi todo a su favor para GP de Mónaco

El piloto alemán cuenta al frente de la clasificación del campeonato del mundo con dieciocho puntos sobre el finlandés Mika Hakkinen (McLaren MP4/15 Mercedes) y con un coche, el Ferrari F1-2000, que se adapta a todo tipo de circuitos.

31 de Mayo de 2000 | 08:44 | EFE
MONTECARLO.- El alemán Michael Schumacher (Ferrari F1-2000) cuenta con casi todo a su favor para lograr el próximo domingo la victoria en el Gran Premio de Mónaco y dar así un paso de gigante para adjudicarse su tercer título mundial de pilotos.

Mónaco es otro feudo de la escudería Ferrari, con la frontera de Italia a pocos kilómetros del Principado. El año pasado Schumacher y el británico Eddie Irvine dieron a la escudería italiana su primer doblete en este Gran Premio y este año la historia puede repetirse.

Michael Schumacher cuenta al frente de la clasificación del campeonato del mundo con dieciocho puntos sobre el finlandés Mika Hakkinen (McLaren MP4/15 Mercedes) y con un coche, el Ferrari F1-2000, que se adapta a todo tipo de circuitos.

Para esta prueba el Ferrari estará dotado, además de los cambios aerodinámicos propios para aumentar la presión aerodinámica, de una dirección que permite realizar los giros más cerrados, para facilitar que el coche pase mejor por las cerradas curvas de Montecarlo, como la horquilla, que a partir de este año se llama del "Grand Hotel" y anteriormente fue de la "estación" y del "Loew's" o el viraje que da entrada a la línea de meta.

En el circuito de Montecarlo, donde los adelantamientos son casi imposibles y en los que se necesita siempre la colaboración del que se va a adelantar, el lograr el primer puesto en la formación de salida significa tener ganada media carrera y está por ver si el próximo domingo se rompe en este circuito, la maldición que persigue en la presente temporada al autor del mejor tiempo en la clasificación, que no ha podido ganar.

La situación se complica carrera a carrera para Mika Hakkinen, quien debe casi obligatoriamente lograr la victoria el próximo domingo, o cuando menos terminar por delante de Michael Schumacher, si no quiere ver muy comprometidas sus posibilidades de lograr su tercer título mundial consecutivo.

A pesar de todo la tónica no debe cambiar mucho con respecto a los anteriores Grandes Premios disputados y los pilotos de Ferrari y McLaren deben repartirse no sólo las primeras filas de la formación de salida, sino los primeros puestos de la clasificación.

Además del duelo entre Schumacher y Hakkinen, otro que puede hacer saltar chispas es el de los italianos Giancarlo Fisichella (Benetton B200 Playlife) y Jarno Trulli (Jordan EJ10 Mugen Honda), que en el intervalo de solo tres días, han colisionado en dos ocasiones.

Después de su primer toque en la salida del Gran Premio de Europa disputado en el circuito de Nurburgring, en el que quedó eliminado Trulli, tres días en el circuito de Valencia, donde preparaban esta carrera de Mónaco, volvieron a colisionar y el Benetton de Fisichella salió por el aire, para aterrizar de morro, sin que el piloto sufriera lesiones, a pesar de la espectacularidad.

Fisichella ha prometido hablar con Trulli antes de este Gran Premio, para aclarar los incidentes que han sufrido y tratar de que la situación no se complique, sobre todo en este difícil circuito de Mónaco, en el que el primero ganó en 1994 en Fórmula 3 y ambos esperan terminar en los puntos en la carrera del domingo.

Mañana jueves, coincidiendo como es tradicional en este Gran Premio con la fiesta de Ascensión, se disputará la jornada de entrenamientos libres para poner a punto el coche para la sesión de clasificación del sábado, en la que se juegan muchas esperanzas para la carrera del domingo, mientras que el viernes es jornada de descanso para los pilotos de Fórmula Uno, que no para sus mecánicos.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores