La laguna que salvó a los Lakers

Inexplicablemente, los Trail Blazers despilfarraron una ventaja de 16 puntos en el cuarto periodo para perder por 89-84 y permitir que el cuadro de Los Angeles pasara a la final de la temporada en la NBA.

05 de Junio de 2000 | 09:44 | EFE
LOS ANGELES, EE.UU.- El séptimo partido de las finales de la Federación Oeste ya forma parte de la historia del baloncesto profesional de la NBA por haber generado un colapso de 10 minutos en el juego de los Trail Blazers que les costó la eliminación y del que nadie puede explicar porqué sucedió.

Ni los propios jugadores y entrenador de Los Angeles Lakers encuentran explicación y mucho menos los de los Trail Blazers que jugaron 38 minutos espectaculares y luego desaparecieron cuando hasta sus rivales les daban ya como seguros ganadores.

Los Trail Blazers se dejaron arrebatar una ventaja de 16 puntos en el cuarto periodo para perder por 89-84 y permitir que los Lakers le quitasen el puesto que se habían ganado a pulso de mejor equipo del Oeste hasta esos momentos.

El equipo de Portland sólo necesitó seis minutos y medio para dejar que los Lakers remontasen la desventaja de 15 puntos cuando fueron incapaces de anotar un solo punto después de fallar 13 tiros consecutivos a canasta.

"Perdimos el partido en el cuarto periodo y es muy difícil de poder asimilar la derrota en estos momentos", declaró el alero Scottie Pippen, el ex jugador de los Bulls de Chicago que ganó seis títulos de liga con Michael Jordan. "Dimos toda una imagen de cobardes en el cuarto periodo".

Pippen, que logró 12 puntos y 10 rebotes, pero nueve fueron en el primer cuarto, también criticó a los árbitros, lo expulsaron por seis personales con 2:44 para que finalizase el partido, al permitir que el pívot Shaquille O'Neal hiciese lo que quiso dentro del área.

"Después que perdimos la agresividad en el cuarto periodo y los Lakers se crecieron, los árbitros de forma sistemática se olvidaron de pitar faltas que eran clarísimas y nos perjudicaron", subrayó Pippen. "Al final a los Lakers les pusimos en bandeja un triunfo que nos merecíamos".

La decepción de la derrota y sobre todo la forma como se dio quedó perfectamente reflejada en las palabras del entrenador Mike Dunleavy, que le había ganado a su homólogo Phil Jackson el duelo de las estrategias.

"No hay que darle ningún mérito a los Lakers, porque fallamos nosotros solos", declaró Dunleavy. "Nuestros jugadores hicieron un gran trabajo durante los 48 minutos, hubo concentración, intensidad defensiva, creamos todo tipo de oportunidades, sencillamente al final nada nos fue favorable".

Dunleavy admitió que el triple del escolta reserva Brian Shaw al comienzo del cuarto periodo cuando llevaban 16 puntos de ventaja fue una de las claves del resurgir y triunfo de los Lakers.

Shaw, un veterano de 34 años, logró 11 puntos en 17 minutos, pero sobre todo se convirtió en la señal que los Lakers necesitaban para no tirar la toalla y seguir luchando.

A partir de ese momento todo fue fácil para los Lakers y una pesadilla para los Trail Blazers que desaparecieron del Staples Center.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores