Dudas en empate del campeón

El actual monarca, Alemania, no pudo doblegar al seleccionado de Rumania, liderado por el veterano Gheorghe Hagi. Se conformó con la igualdad mínima y dejó muchas interrogantes para el técnico Erich Ribbeck, quien ya no cuenta con estrellas para defender el título.

12 de Junio de 2000 | 14:27 | EFE
LIEJA, Bélgica.- Alemania comenzó la defensa del título continental que ganó en Inglaterra 1996 con una discreta actuación que sólo le sirvió para empatar 1-1 ante Rumanía, una selección que no consigue romper el maleficio que le persigue en las fases finales de la Eurocopa, en las que aún no conoce el sabor de la victoria.

La selección germana, que no está sobrada de calidad, sembró de dudas su futuro en el torneo. El juego de los hombres de Erich Ribbeck no fue, ni mucho menos, el que se espera de los actuales campeones de Europa.

Le falta la jerarquía de antaño, carece de grandes futbolistas que sepan marcar el ritmo de juego que más conviene en cada momento y que puedan decidir un partido con un golpe de clase.

No tiene estrellas. Matthaeus lo fue, pero sus 39 años son un lastre demasiado pesado para el nuevo fichaje del MetroStars.

El equipo alemán suple sus deficiencias a base de trabajo, disciplina y entrega. Con esas armas y la brega de Mehmet Scholl contrarrestó esta tarde el gol que le marcó Rumania en el arranque del partido.

La selección rumana, liderada por otro veterano como es Gheorghe Hagi, puso contra las cuerdas a su rival nada más comenzar el match. La tímida presión que hicieron los hombres de Emerich Ienei en los primeros minutos bloqueó al equipo alemán y un fallo de Thomas Linke le costó muy caro a los campeones.

Linke, en la posición de lateral derecho, falló un despeje y Adrian Ilie lo aprovechó para internarse hacia el área y servir en bandeja el gol a Viorel Moldovan, que marcó a puerta vacía.

Alemania acusó el golpe y anduvo aturdida durante un buen rato. Los pases de Dorinel Munteanu a la espalda de la zaga germana en busca de Ilie y Moldovan crearon zozobra en las filas de Ribbeck y Hagi, muy activo durante el primer tramo del encuentro, dibujó algunas acciones espectaculares que pusieron al descubierto las carencias del rival.

Pero Scholl comenzó a intervenir más en el juego y el guión del cotejo cambió. Alemania pasó a dominar el juego y fue el mediapunta del Bayern Munich quien firmó el tanto del empate, en el minuto 28, con un potente disparo desde fuera del área tras una jugada muy elaborada por la banda derecha en la que participaron Markus Babbel, Linke y Paulo Rink.

Si la monotonía y la ausencia de ocasiones de gol fueron las características de la recta final de la primera mitad, en los primeros minutos de la segunda parte el partido se convirtió en un ir y venir de una portería a otra.

Las mejores las protagonizaron Oliver Bierhoff, que remató de cabeza a un poste en el minuto 50, y Moldovan. El delantero rumano, en el 67, tras un despeje defectuoso de Kahn, falló lo que parecía imposible. Disparó primero con la izquierda y un defensa sacó el balón bajo los palos y luego, a puerta vacía, remató fuera con la derecha.

El conformismo pareció apoderarse de alemanes y rumanos a partir de entonces. Se dedicaron más a conservar lo que tenían que a arriesgar para mejorar su botín. Se dieron por satisfechos y firmaron tablas.

Alineaciones:
Alemania (1): Kahn; Linke (Rehmer, m.46), Matthaeus (Deisler, m.78), Novotny; Babbel, Jeremies, Haessler (Hamann, m.70), Ziege, Scholl; Bierhoff y Rink.
Rumania (1): Stelea; Petrescu (Contra, m.68), Filipescu, Popescu, Ciobotariu; Galca, Munteanu, Hagi (Mutu, m.70), Chivu; Moldovan (Lupescu, m.85) e Ilie. Goles: 0-1, m.5, Viorel Moldovan; 1-1, m.28, Scholl. Arbitro: Kim Milton Nielsen. Mostró tarjeta amarilla a Ilie (m.41) y Hagi (m.41). Incidencias: partido del grupo A de la Eurocopa 2000 disputado en el estadio Sclessin ante unos 30 mil espectadores.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores