Verón con ganas de comprar pasajes a Milán

La hasta ahora infructuosa tarea de la Lazio por incorporar al goleador del Parma Hernán Crespo tiene "molesto" a su compatriota Juan Sebastián Verón, quien prefiere partir al Inter, donde parece que le harían caso.

13 de Junio de 2000 | 10:57 | Ansa
ROMA.- El argentino Juan Sebastián Verón pidió a Lazio que lo trasfiera a Inter disconforme con su situación en el club romano, del que fue figura clave en la conquista del último scudetto.

Reclamos económicos, el pedido frustrado por su compatriota Hernán Crespo y un deseo de liderazgo no reconocido forman parte de las protestas de Verón hacia Lazio, según afirma hoy la prensa local.

Por todo ello, Verón, que en los últimos cuatro años cambió cuatro veces de club (Estudiantes de La Plata, Boca Juniors, Sampdoria y Lazio), pidió ahora el pase a Inter, que pagaría 40 millones de dólares por su ficha.

Las desavenencias públicas entre Verón y Lazio comenzaron hace unas semanas, primero cuando el jugador se opuso a la eventual compra de su compatriota Gabriel Batistuta y recordó que Lazio le había prometido la compra de su amigo Crespo.

Verón protestó luego porque el yugoslavo Sinisa Mihajlovic protestó públicamente la posible compra de Crespo afirmando que ya había "demasiados argentinos" en Lazio, lo que aquel interpretó como una falta de reconocimiento a su liderazgo en el plantel, afirma la prensa italiana.

"Verón dejó de creer en el proyecto de Lazio y quiere cambiar de aire, ha confiado a sus amigos más íntimos, el argentino (Roberto) Sensini y el chileno (Marcelo) Salas y a los dirigentes con los que tiene una relación más fluida, o sea Massimo Cragnotti y el director deportivo Nello Governato", escribe este lunes el diario deportivo Corriere dello Sport.

"Ustedes -habría dicho Verón al DT sueco Sven Goran Eriksson- me prometieron hacer todo lo posible para traer a Crespo pero no cumplieron con su palabra". Erickson, según Corriere dello Sport, sintió "sorpresa y desilusión" pues él había sido garante de su incorporación a Lazio, ya que lo había dirigido antes en Sampdoria.

Fuentes de Lazio descartan que el caso Crespo -quien además de ser amigo de Verón tiene también el mismo apoderado, Gustavo Mascardi- sea la única razón desencadenante del conflicto, ya que existirían motivaciones más profundas que habrían llevado a las actuales divergencias.

Verón, se afirma, pretende subir de 3 a 4 millones de dólares anuales el contrato que lo vincula con Lazio hasta el 2004.

Por último, Verón estaría molesto porque ni Eriksson ni sus compañeros de mayor peso parecen dispuesto a aceptar su liderazgo en el plantel, algo que se exteriorizó en su reciente polémica con el veterano Mihajlovic.

Lazio, no obstante, planea un amplio operativo de seducción para hacer desistir a Verón de su pedido de ser transferido, en el que tendría un rol crucial el ex jugador Roberto Mancini, quien tiene un gran ascendiente sobre el jugador y ya lo habría contactado telefónicamente.

Por otra parte, Cragnotti declaró públicamente su deseo de retener a Verón y, a tales efectos, lo habría cotizado en la estratosférica suma de 50 millones de dólares, con la obvia intención de hacer desistir al Inter de su intención de adquirirlo.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores