Heridos y detenidos por disturbios en Eurocopa

Hinchas ingleses provocaron destrozos y entonaron cánticos racistas en Bruselas en horas previas al partido entre esa selección y la alemana.

17 de Junio de 2000 | 10:22 | AP
BRUSELAS.- Trescientos setenta y cuatro ingleses aficionados al fútbol fueron detenidos al cabo de una noche de violencia que arruinó el centro histórico de esta capital y dejó 22 heridos.

Los ingleses quedarán detenidos hasta que concluya hoy el partido por la Eurocopa entre Inglaterra y Alemania y después serán enviados de vuelta a Gran Bretaña.

La violencia fue protagonizada por aficionados ingleses e inmigrantes africanos locales.

Se tenía la certeza de que el importante partido entre Inglaterra y Alemania a jugarse en Charleroi, 50 kilómetros al sur de Bruselas, iba a atraer un gran número de rufianes de ambos países. Pero hasta el momento no hubo ningún alemán implicado en la violencia.

De los 374 detenidos, 31 fueron acusados por amotinamiento y 2 por vandalismo. Estos últimos tendrán que comparecer en un tribunal en los próximos días. Los demás serán deportados a Inglaterra el lunes, dijeron las autoridades belgas.

El alcalde criticó al gobierno británico por no hacer lo necesario para impedir que los revoltosos viajen a los campeonatos europeos.

En Charleroi, un inglés fue hospitalizado con heridas cortantes tras ser atacado en un café pero no estaba grave. La violencia, con detenciones periódicas, fue precedida por una abundante ingestión de alcohol y la repetición de cánticos racistas provocativos.

No fue diferente en Bruselas, donde los motines fueron provocados por expresiones raciales peyorativas en un bar del centro histórico.

"Los rufianes ingleses empezaron a insultar a las mujeres de origen norafricano", dijo el alcalde de Bruselas, François Xavier de Donnea.

"Rápidamente empezaron a circular rumores de que los hinchas ingleses habían molestado físicamente a esas mujeres. Fue una provocación muy irresponsable", dijo el alcalde.

Los ingleses atacaron después un restaurante tailandés, un puesto de comidas árabes y los vehículos que pasaban, dijeron las autoridades.

La policía pudo dispersarlos pero no llegó a controlar la propagación de la violencia. Los ingleses, enarbolando barras metálicas y sillas, destrozaron terrazas y vidrieras del centro de la ciudad. Incluso algunos atacaron a la policía y dos agentes resultaron heridos, dijeron las autoridades.

Los ingleses, en grupos de 50 a 200 se dispersaron por pubs y bares de la zona. De Donnea dijo que la policía logró acordonar el centro de la ciudad para evitar que la violencia entre grupos étnicos se propagara por otras zonas.

La policía allanó sistemáticamente distintos bares utilizando gas lacrimógeno y bastones. Unos 1.000 agentes fueron utilizados para controlar la turba.

El alcalde no descartó la posibilidad de que estallen desórdenes similares tras el partido de esta noche en Charleroi.

Además, se prevé una tensa noche el lunes en Bruselas, en que el seleccionado nacional belga debe enfrentar al de Turquía. Se temen enfrentamientos de belgas e ingleses contra los turcos.

El mes pasado se produjeron motines tras la final por la Copa UEFA entre Arsenal y Galatasaray de Turquía. En abril, dos ingleses fueron muertos a puñaladas en Estambul, lo que inició una cadena de violencia entre los dos grupos de aficionados.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores