Tyson: "Quiero arrancarle el corazón y dárselo a comer"

El boxeador estadounidense se animó tras su fulminante victoria ante Lou Savarese y ahora se enfoca en Lennox Lewis, actual poseedor del cinturón mundial de pesos pesados, a quien le dirigió fuertes palabras luego de su combate.

25 de Junio de 2000 | 18:47 | AP
GLASGOW.- Mike Tyson dice que le falta boxeo, pero en su espectacular noche escocesa pareció una máquina destructora bien aceitada.

El ex campeón mundial de los pesados sólo necesitó 38 segundos par noquear a Lous Savarese en el estadio Hampden Park de Glasgow.

Los 20.000 espectadores en el estadio semiabierto recién estaban acomodándose anoche cuando el incontenible Tyson y el árbitro pusieron fin a la brevísima pelea.

Tyson noqueó a su rival de 1,96 metro de etatura con un gancho de izquierda a la sien a los 12 segundos de la campana inicial. Savarese se levantó a duras penas y terminada la cuenta de protección Tyson se le fue encima como un felino.

Después de otra lluvia de golpes de Tyson, incluyendo otro feroz gancho de izquierda, el árbitro John Coyle se interpuso para parar la pelea.

Pero Tyson no paraba. Aunque tenía al árbitro delante, siguió pegándole a su rival, eludiendo apenas a Coyle, hasta que éste insistió, empujó y convenció a Tyson que la pelea había terminado.

''Soy el campeón más implacable y brutal'', gruñó Tyson. ''Soy Sonny Liston y Jack Dempsey. Nadie puede igualarme''.

El periodista Jim Grey le preguntó si iba a pelear con el campeón mundial de los pesados Lennox Lewis, y Tyson respondió con furia, dirigiéndose a Lewis: ''Te quiero comer vivo. Quiero comerme a tus hijos''.

Tyson pareció tomar aliento y dijo que todavía no estaba listo para enfrentar a Lewis. ''Necesito más entrenamiento. Me falta'', dijo. ''Pero cuando esté listo no me pondrá aguantar. Quiero arrancarle el corazón y dárselo a comer''.

Tyson se desgañitó, con los ojos desorbitados, y dejó al periodista sin responderle ninguna pregunta más. Ni él ni Tyson aparecieron en la conferencia de prensa posterior a la pelea. Savarese fue conducido a un hospital para revisarle un tobillo que pudo haberse torcido al caer.

''Me sorprendió con un gancho de izquierda'', dijo Savarese. ''Fue tremendo golpe. Pensé que estaba listo para seguir, pero no cuestiono la decisión del juez. Estoy muy decepcionado. Me entrené muy duramente para esta pelea. Me agarró frío. Pude haber seguido''.

Se suponía que Savarese sería un rival de mayor cuidado para Tyson, quien cumple 34 años el viernes.

Tyson ganó 8 millones de dólares por su labor de 38 segundos, a razón de 210.000 dólares por segundo. Savarese recibe 850.000 dólares por su escasa oposición.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores