La serena jornada de Serena

Sólo 35 minutos le bastaron a la tenista estadounidense para barrer con la holandesa Yvette Basting e instalarse en la tercera ronda de Wimbledon. Ahora no sabe mucho qué hacer con todo el tiempo libre que le queda para el día.

28 de Junio de 2000 | 12:03 | DPA
LONDRES.- Cómo matar el tiempo se ha convertido en el principal problema de Serena Williams después de pasar este miércoles a la tercera ronda de Wimbledon en apenas 35 minutos.

La ganadora del Abierto de Estados Unidos del pasado año apenas necesitó ese tiempo para vencer por 6-1 y 6-0 a la holandesa Yvette Basting, procedente de la fase previa.

Con su tarea en la pista resuelta antes del almuerzo, la adolescente estadounidense meditaba sobre cómo pasar el resto del día. "Es difícil juzgar cómo has jugado cuando el partido es tan rápido y no hay oposición. Subí a la red y gané la mayoría de los puntos. He mejorado desde el partido anterior, sobre todo mi servicio ha sido estupendo", se limitó a decir para analizar el partido.

Con todo un día de descanso por delante, Serena recapacitó sobre sus opciones. "Podría ver si tengo algún mensaje. Casi nadie me llama, mi popularidad ha caído mucho aquí en términos de llamada. Puede que vaya a casa y estudie o piense sobre el partido. Algo así", comentó.

Es posible que Serena dedique también parte de su tiempo a recuperar las piedrecitas que adornan las trenzas multicolores habituales en su cabellera. "He estado un poco descuidada en ese sentido. No voy a ponérmelas todas, porque tengo el pelo demasiado largo".

También existe la posibilidad de dar un paseo en un coche alquilado con su padre, conduciendo por "el lado equivocado" como es habitual en Gran Bretaña: "Nos sentimos capaces como mucho de ir al pueblo donde vivimos. Lo hago un poco mejor cada día, pero si voy a Londres, usaré el metro".

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores