Francia, finalista de la Eurocopa

Tras 116 minutos, el francés Zinedine Zidane convirtió el "gol de oro", a través de un polémico penal que sepultó las aspiraciones de los portugueses. Francia espera al ganador del partido entre Italia y Holanda que se juega este jueves.

28 de Junio de 2000 | 17:21 | El Mercurio Electrónico
BRUSELAS.- Faltaban cuatro minutos. Francia y Portugal igualaban uno a uno tras los noventa minutos reglamentarios y después de casi los dos tiempos suplementarios, pero entre cansancio y error grueso, el lusitano Abel Xabier detuvo un envío galo con la mano en su propia área y el penal fue convertido por Zinedine Zidane, un gol de oro que lleva a los franceses a la final de la Eurocopa 2000.

Luego de un comienzo parejo, a los 19' el delantero Nuno Gomes derrotó a Barthez con un tiro bajo y ajustado al palo derecho.

De ahí en adelante, el adelantamiento de los franceses fue aprovechado por Portugal, quien siguió atacando en procura del gol de la tranquilidad, algo que precisamente necesitó el mediocampista Zidane, continuo infractor de Figo.

Sólo al final del primer tiempo, la estrella francesa estuvo a punto de igualar, pero su remate salió desviado.

En la segunda etapa, recién a los 7', un pase de Anelka dentro del área portuguesa es aprovechado por Henry para decretar el empate, tal vez premio exclusivo a la porfía de los franceses.

Desde ese momento hasta la media hora, Portugal sintió el golpe y sólo una arremetida de Figo niveló la balanza, que hasta esa altura estuvo inclinada hacia los campeones del mundo.

Cuando quedaban trece minutos, la jugada más riesgosa estuvo a cargo de Petit, cuyo disparo fue apenas desviado por Baía.

De ahí hasta el final del tiempo reglamentario, el juego estuvo neutralizado en el medio y sólo una providencial atajada de Barthez en los descuentos rompió la excesiva cautela de ambos equipos.

En el alargue, los franceses salieron con más ímpetu frente a Portugal que resignó a un maltratado Figo, quien a los dos minutos ya estaba siendo atendido por los masajistas.

Minutos más tarde, el cuerpo médico de los portugueses volvió a tener trabajo ante el cansancio de Sergio Conceicao.

En un segundo aire, Portugal tuvo mejores oportunidades casi al final del partido, lo que podría haberle dado el triunfo.

Sin embargo, en un contraataque Wiltord envía un tiro al área portuguesa que Abel Xabier detiene con la mano. Tras las dudas del árbitro, se cobró el penal que a los 116', a cuatro del final, Zidane transformó en gol, un gol que vale la clasificación a la final.

La desazón de Portugal fue tan inmensa que Nuno Gomes fue expulsado tras el término del partido.

Francia debe esperar al ganador de Italia con Holanda para dirimir al campeón de la Eurocopa 2000.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores