Sampras y Rafter van por la gloria

El estadounidense podría ser el jugador con más títulos Grand Slam en la historia, mientras que el australiano va por el tercero de su trayectoria. Todo se sabrá el domingo, en la cancha central de Wimbledon.

08 de Julio de 2000 | 21:04 | ANSA
LONDRES.- El estadounidense Pete Sampras y el australiano Patrick Rafter animarán mañana la final masculina en el Abierto de tenis de Wimbledon, instancia a la que ambos llegan con lesiones y en la habrá algo más que el título en juego.

A los 28 años, Sampras está a un paso de convertirse en el segundo tenista que gana el tradicional torneo británico por séptima vez y en el primero de la historia en adjudicarse 13 títulos Grand Slam.

''¿Un lugar en la historia?, tal vez lo aprecie más cuando realmente lo alcance'', afirma Sampras en las horas previas al partido.

Pese a sus declaraciones, Sampras no puede ocultar su ansiedad, tal como lo demuestra el hecho de que hoy postergara su descanso para practicar, apenas un día después de jugar la semifinal del torneo.

''Será necesario que juegue al máximo de mi nivel desde el arranque y que me concentre en las devoluciones. Este no será un partido sencillo'', agrega Sampras, quien ganando igualará el récord de siete títulos en Wimbledon del británico William Renshaw.

El estadounidense perdió apenas un partido en las últimas ocho ediciones de Wimbledon, pero llega al trascendental choque arrastrando una tendinitis en su tobillo izquierdo (se lesionó en el partido ante eslovaco Karol Kucera).

Esa lesión, que llegó a poner en duda su continuidad y lo obligó a improvisar un entrenamiento diferenciado, agitó los fantasmas de Sampras, quien viene de un año de lesiones en su espalda que lo llevaron a perder el primado del tenis mundial.

En su camino hacia el décimo tercer título de Grand Slam (comparte el récord de 12 con el australiano Roy Emerson), Sampras tendrá que superar a un Rafter que también llega con lesiones, pero con el aditamento que significa jugar su primera final en el césped de Wimbledon.

''Nadie quiere jugar con Pete, especialmente en Wimbledon, pero si consigo jugar como ante Agassi (en semifinales) creo que tengo alguna chance'', reconoce Rafter, que ganando se convertirá en el segundo australiano que lo hace en Wimbledon, después de Pat Cash en 1987 (ante Ivan Lendl).

Ganador del Abierto de Estados Unidos en 1997 y 1998, Rafter dejó en el camino el viernes al número uno en un agotador partido de casi tres horas y veinte minutos, esfuerzo que también dejó su huella.

El australiano no sólo dependerá de su servicio para ganar sino también de su espalda operada, según le anticiparon los médicos, si se somete a un esfuerzo similar.

''Espero tener a disposición algún golpe más de lo que recomiendan los médicos'', dice en broma Rafter, quien llegará al trascendental partido en desventaja (4 victorias en 13 enfrentamientos), pero que ganó tres de las últimas cuatro veces que jugó ante Sampras.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores