Massú ya no cree en cuentos

Después de seis derrotas consecutivas, el chileno derribó al argentino Hernán Gumy en una hora y media de juego.

11 de Julio de 2000 | 12:53 | El Mercurio Electrónico
BASTAD, Suecia.- No fue ni por lejos el mejor partido de Nicolás Massú. Apenas un ace, casi ningún winner en el segundo set, un par de dobles falta, casi los mismos errores no forzados que Hernán Gumy, su eterno rival. Pero si el chileno no ganaba hoy, teniendo al frente a un argentino que a esta altura de su carrera estaría pintado para un equipo de rugby, difícilmente se podría haber sacado la espina.

Con lo mínimo, en un partido que no quedará precisamente en el recuento (salvo en el capítulo "Matando fantasmas"), Nicolás Massú derrotó por 6-3 y 6-4 al trasandino, en una hora y media de juego, en la primera ronda del torneo de Bastad, que reparte 325 mil dólares en premio.

El comienzo de Massú fue agresivo, con dos aproximaciones a la red incluso cuando el argentino estaba en el servicio. La estrategia le valió un quiebre, pero Gumy, insistiendo en el revés del chileno, le devolvió la mano.

Parecía que volvían los fantasmas. Massú, con evidentes molestias a los aductores, pidió la asistencia del trainer. El masaje cumplió su efecto y el chileno volvió a romperle el servicio. De vuelta a la red, el actual número 76 de la ATP aprovechó mejor el fuerte viento que corría en Bastaad para adjudicarse el primer set por 6-3 en poco más de 37 minutos.

Tal vez nunca Massú había ganado un set más importante para su cabeza. En ninguna de las seis derrotas con al argentino había podido arrebatarle un parcial.

Sicológicamente el chileno creció. El viento se llevó las molestias a las piernas y llegó, gracias a dos nuevos quiebres, a colocarse 5-2. La clave en Massú estuvo en la constante búsqueda de su derecho y en conseguir mover a Gumy, lento y sin chispa, que intentó en vano aproximarse a la red para cambiar el destino.

Parecía que el chileno estaba destapando la champaña. Pero a los muertos hay que enterrarlos y Massú, con su servicio, tenía la opción de echarle tierra a su peor enemigo en su carrera tenística. Pero la historia y los nervios traicionaron al chileno, cometió dos dobles falta y un error no forzado, para que Gumy no sólo le quebrara el saque sino que, manteniendo el suyo, se pusiera en un peligroso 4-5.

Estuvo a punto de perder otra vez su servicio. Claro que el argentino ayudó bastante para que el chileno despejara sus fantasmas y lograra el 6-4 final, en poco más de 52 minutos.

La duda es que, por mucho que la historia tenga tanto peso, si Massú quiere seguir escalando deberá sobre todo superar su propio nerviosismo. Alterarse por tener delante a un discreto jugador como Hernán Gumy no es nada comparable a lo que le esperaría si es que quiere meterse de verdad entre los grandes del tenis.

Estadísticas
Nicolás Massú:
1 ace (1 en el primer set)
4 quiebres de servicio (2 y 2)
20 errores no forzados (13 y 7)
5 tiros ganadores (3 y 2)
11 aproximaciones a la malla (6 y 5)
4 dobles falta (0 y 4)

Hernán Gumy:
0 aces
2 quiebres de servicio (1 y 1)
18 errores no forzados (6 y 12)
5 tiros ganadores (1 y 4)
7 aproximaciones a la malla (2 y 5)
2 dobles falta (2 y 0)

Otros resultados

Magnus Gustafsson (SUE) venció a Mikael Tillstrom (SUE, 7) por 6-4 y 7-5.
Markus Hipfl (AUT) a Joachim Johansson (SUE) por 6-3 y abandono.
Andrea Gaudenzi (ITA) a Nicklas Timfjord (SUE) por 2-6, 6-2 y 6-1.
Christian Ruud (NOR) a Timo Fleischfresser (ALE) por 6-2 y 6-0
Andreas Vinciguerra (SUE) a Juan Antonio Marín (CRO) por 6-4 y 6-4.
Dominik Hrbaty (ESL) a Julien Boutter (FRA) por 4-6, 6-2 y 6-3.
Jeff Tarango (EE.UU., 6) a Ronald Agenor (HAI) por 7-5 y 7-6 (3).
Guillermo Cañas (ARG) a Tomas Zib (CHE) por 6-4 y 6-3.
Magnus Norman (SUE, 1) a Christophe Rochus (BEL) por 6-2 y 6-1.
Fredrik Jonsson (SWE) a Niklas Kulti (SWE) por 6-2 y 6-4.
Davide Sanguinetti (ESP) a Alberto Martin (ESP) 6-4 y 6-3.
Albert Portas (ESP, 5) a Sargis Sargsian (ARM) 6-3 y 6-2.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores