Sudáfrica no deja de llorar

El Primer Mandatario, Thabo Mbeki, asegura que la decisión de marginar a su país de la organización del Mundial de fútbol del 2006 es "una globalización del apartheid".

12 de Julio de 2000 | 10:25 | Reuters
JOHANNESBURGO.- El presidente sudafricano, Thabo Mbeki, reaccionó el miércoles con amargura a la derrota de la candidatura de Sudáfrica como anfitriona del Mundial de Fútbol del 2006, atribuyéndola a una "globalización del apartheid".

Mbeki dijo en un encuentro de su partido, el Congreso Nacional Africano (ANC), que la cuestión no era sobre la preparación de Africa para organizar la Copa del Mundo del 2006, que al final recayó en Alemania, sino la determinación europea de marginar a Africa.

"La verdadera cuestión es cuándo van a aceptar algunos en Europa que Africa forma parte de la familia humana global, y que no es un apéndice irrelevante al que hay que marginar", indicó Mbeki.

"Como país y continente, estratégicamente constituimos una parte importante de los recursos de la economía mundial y por lo tanto de toda la humanidad, sea cual sea la opinión del comité ejecutivo de la FIFA", agregó.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores