Chile no abre las puertas

En el secreto del estadio Simón Bolívar se quedó la práctica matinal de la selección chilena. Lo que se supo es que el movimiento fue suave. Muy suave.

12 de Julio de 2000 | 12:43 | El Mercurio Electrónico/UPI
LA PAZ.- Tan en serio se está tomando la selección el tema de la altura que a estas ídem la paranoia sobre la puna se instaló este miércoles en la pequeña cancha del estadio Simón Bolívar, en donde el combinado nacional realizó una suave práctica a puertas cerradas, que volverá a repetir esta tarde aunque con presencia de la prensa.

A una semana exacta del partido por la quinta fecha de las clasificatorias para el Mundial del 2002, los chilenos sólo vieron alterado el entrenamiento matinal con las molestias que sigue demostrando el volante David Pizarro, la que no sólo obligó a convocar a última hora al mediocampista de Colo Colo José Luis Sierra, sino que le impidió al afectado participar con el resto de sus compañeros.

Esta tarde, cuatro jugadores serán dispuestos por el entrenador Nelson Acosta para conversar con los periodistas, ávidos de saber no sólo si convocará a otro delantero en reemplazo de Marcelo Salas sino además si efectivamente Sebastián Rozental será la otra punta de la dupla de delanteros junto a Iván Zamorano.

Tras la práctica, que se realizará a las 16.30, misma hora de Chile, el cuadro regresará al hotel Radisson, donde cenará a las 20.00 y luego se someterá a un chequeo para analizar la adaptación a la altura, a estas ídem, como decíamos, el principal enemigo de los chilenos.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores