Chile promete "no volver con las manos vacías"

"La idea nuestra es no volver a Chile con las manos vacías", declaró el defensa Ronald Fuentes, quien, al igual que el resto del plantel, dedicó la mañana de este domingo a una caminata por las afueras de la ciudad.

16 de Julio de 2000 | 14:12 | AFP
LA PAZ.- El seleccionado de fútbol de Chile, que se aclimata a la altura de 3.600 metros de La Paz desde hace seis días, prometió "no volver con las manos vacías" cuando enfrente el miércoles a su homólogo de Bolivia por la quinta fecha de las eliminatorias sudamericanas al Mundial de Japón y Corea del Sur del 2002.

"La idea nuestra es no volver a Chile con las manos vacías", declaró el defensa Ronald Fuentes, quien, al igual que el resto del plantel, dedicó la mañana de este domingo a una caminata por las afueras de la ciudad.

Habituados plenamente a la altitud paceña, los jugadores realizarán esta tarde juegos tácticos para contener "la peligrosidad de Bolivia con pelota detenida", según el adiestrador uruguayo-chileno Nelson Acosta.

El 'Pelado', como se conoce a Acosta en el mundillo futbolístico, tiene virtualmente definida la oncena que saltará el miércoles a la gramilla del estadio Hernando Siles, aunque persiste la duda de si será Héctor Tapia o Sebastián Rozental quien haga dupla en la delantera con el capitán Iván Zamorano en reemplazo del estelar Marcelo Salas.

"Tapia es un jugador de punta, en tanto que Rozental tiene tendencia a retrasarse y tocar más la pelota", comentó Acosta sin revelar sus intenciones, aunque de acuerdo a las prácticas la dupla mapochina estaría integrada por Tapia y Zamorano.

El estratega uruguayo-chileno, quien negó que si pierde el partido ante Bolivia resignaría el cargo, anticipó que "el equipo prácticamente está listo" y confirmó que plantará al volante Fernando Cornejo "como hombre de marca en el mediosector".

"Buscaremos jugar tranquilos y mantenerlos (a los jugadores locales) lejos de nuestro arco, aunque también debemos tomar recaudos para no cometer infracciones cerca a nuestra área ya que ellos son muy pelogrosos con lanzamientos de balones detenidos", confió Acosta.

Plenamente aclimatados, los chilenos pretenden "explotar la velocidad, jugar al toque y buscar ganar el juego aéreo", según el entrenador.

La alineación chilena durante los ensayos fue la siguiente:
Nelson Tapia - Moisés Villarroel, Pedro Reyes, Ronald Fuentes, Ricardo Rojas y Rodrigo Tello - Fernando Cornejo, Claudio Maldonado y Fabián Estay - Iván Zamorano y Héctor Tapia o Sebastián Rozental.

En las eliminatorias sudamericanas para el Mundial de Francia-98, en 1997, la selección chilena consiguió un empate 1-1 en la ida en La Paz, previa una similar fase de acondicionamiento a la altura, y una irrefutable victoria 3-0 en la revancha en Santiago.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores