Paraguay hizo historia ante el Tetracampeón

Paraguay venció 2-1 a Brasil en un partido disputado en el estadio Defensores del Chaco de Asunción, por la quinta fecha de las eliminatorias sudamericanas del Mundial 2002.

19 de Julio de 2000 | 00:39 | AFP
ASUNCION.- Paraguay venció a Brasil 2-1 en Asunción e hizo historia en las eliminatorias sudamericanas para el Mundial de Japón y Corea del Sur del 2002, tras 46 años de enfrentamientos entre ambas selecciones.

La victoria dio inicio a un verdadero carnaval en las calles asunceñas a pesar del frío de cinco grados.

Paraguay entró como una tromba y a los tres minutos ya puso en peligro la valla defendida por Dida a través del delantero José Cardoso, que intentó la conquista mediante un sombrerito.

A los 7 minutos inauguró el marcador el local por intermedio del centrocampista Carlos Humberto Paredes, que conectó de cabeza, con gran fortaleza, un córner cerrado enviado por Acuña.

Los brasileños intentaron recuperarse pero fueron controlados por una muy bien armada defensa, la misma que alineó en aquel memorable partido contra Francia por el Mundial el 27 de junio de 1998, cuando los guaranies fueron derrotados (1-0) en octavos de final con un gol de oro del capitán tricolor.

Los paraguayos desplegaron todo su físico para contener el aluvión verdeamarillo, equipo que se sintió herido en su honor para emparejar el marcador, aunque sufrió a los 34 minutos la inesperada expulsión de Cafú, que descompuso la estrategia inicial del adiestrador Wanderley Luxemburgo.

El polémico e inexpugnable portero José Luis Chilavert casi no trabajó e inclusive produjo escalofríos a la defensa adversaria cuando a los 15 minutos de la primera etapa fue a lanzar un tiro libre que cayó suave a las manos de Dida.

Luxemburgo ensayó inmediatamente dos cambios a los 55 minutos, cuando ingresaron Alex y Vampeta por Ze Roberto y Djalminha, que muy poco aportaron a su equipo.

El cuadro visitante se mostró más movedizo y se olvidó que jugaba con 10 hombres. Su vocación ofensiva fructificó a los 74 minutos, con un gol de cabeza de Rivaldo tras recibir un pase matemático de Roberto Carlos desde la izquierda.

Para entonces, Paraguay se había replegado totalmente, si bien ingresó el delantero Jorge Campos por Carlos Humberto Paredes, quien se retiró lesionado.

Para colmo de males, el recién ingresado Quintana fue expulsado por jugada brusca contra Roberto Carlos. Apenas jugó 10 minutos.

Cuando los más de 25.000 aficionados paraguayos que concurrieron al estadio Defensores del Chaco esperaban un amargo empate con sabor a derrota, apareció Campos como una exhalación a los 83 minutos para conseguir el gol de la victoria, un gol que fue festejado con alma y vida por los paraguayos, que desde 1954 no ganaban a Brasil.

Una vez más Chilavert fue el arma secreta de los guaraníes que lanzó, a su estilo, un centro largo, potente, perfecto, que fue cazado con el pecho por el goleador, quien eludió a dos defensas en la medialuna del área grande para disparar el guadañazo que venció al arquero Dida.

La conquista, increíble para los locales, que en esos pasajes ya se iban conformando con la paridad, fue celebrada en forma indescriptible tanto por jugadores, técnicos como aficionados, que no cesaron de saltar de alegría.

Los brasileños conducidos por Rivaldo, contraatacaron con desesperación los últimos minutos del partido pero con el desconcierto, el peso y el trauma de una inminente derrota.

Finalmente, el árbitro uruguayo Jorge Larrionda, de deficiente actuación, hizo sonar su silbato luego de tres minutos adicionales, señal que dio inicio a la algarabía general que se trasladó al centro de la capital paraguaya.

Paraguay recuperó el tercer lugar en la tabla de puntuaciones con 9 puntos, por encima de Brasil (8) y por debajo de Argentina, primero con 12 puntos y Uruguay, segundo con 10.

Los albirrojos se aprestan ahora a viajar a La Paz para enfrentar el próximo 29 de julio a Bolivia en el estadio Hernando Siles.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores