Chile no estuvo a la altura

El elenco nacional no pudo cumplir en La Paz y cayó ante el seleccionado local por la cuenta mínima. Los errores defensivos y la carencia de una salida eficiente permitieron al once boliviano ganar un partido perfectamente accesible para la "Roja".

19 de Julio de 2000 | 18:26 | El Mercurio Electrónico
El silbato final indica el término del encuentro y no queda otra sensación que decepción. El seleccionado nacional jugó defensivamente uno de los peores encuentros de las clasificaciones, donde sólo Nelson Tapia evitó un resultado abultado.

Los minutos iniciales fueron terribles para el elenco nacional. Los pelotazos de Baldivieso y el juvenil Ronald García siempre encontraban a los atacantes bolivianos sin resguardo. La defensa nacional definitivamente dejó espacios atrás, pero tan notorios que los bolivianos no tuvieron problemas para jugar al pelotazo por el centro.

La mala finiquitación de Botero, en dos ocasiones, más las excelentes tapadas de Tapia, lograron mantener el marcador limpio en la primera etapa.

Sólo Iván Zamorano, con el espíritu luchador que lo caracteriza, y una jugada de Sebastián Rozental, lograron inquitar levemente al portero boliviano, Mauricio Soria.

Los últimos minutos de la primera etapa resultaron una seguidilla de llegadas bolivianas, que desnudaron aún más la desconcentración de la retaguardia chilena. Pedro Reyes, de bajísimo nivel, una y otra vez dejó solo a Botero.

En el comienzo de la segunda etapa la situación no cambió radicalmente. Si bien los ataques de los altiplánicos no tuvieron la intensidad de antes, seguían inquietando a Nelson Tapia, el mejor de Chile. La "Roja" intentaba ganar en el mediocampo, pero Bolivia sabía que podía conseguir puntos y presionó con éxito la pobre salida nacional. Fabián Estay no fue un factor importante, mientras que Rodrigo Tello y, especialmente Claudio Maldonado, destacaron más que nada en su faceta defensiva.

Chile revivió por algunos minutos, principalmente luego de los cambios. Zamorano, ocupando sus últimas cuotas de energía, tuvo un par de chances claras, pero Soria respondió en la portería boliviana. Era el momento en que se podía ganar el partido, pero no se concretó el buen momento.

Finalmente llegó el gol boliviano. Un error defensivo dejó solo a Percy Colque en el sector izquierdo del área. El boliviano centra con potencia y aparece Roger Suárez para terminar con las ilusiones nacionales de al menos conseguir un punto.

Ese significó el fin del partido para Chile. El golpe del gol caló hondo entre los que vestían de rojo, mientras que Bolivia ya se sentía ganador. Los últimos minutos sólo sirvieron de escenario para mostrar a un Chile que, aportando sólo fuerza física, intentaba revertir el resultado.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores