Ernie Els se pone al frente del Abierto Británico

El sudafricano entregó una tarjeta con 66 golpes. Tiger Woods, con 67 golpes en la primera ronda del "Old Course" de Saint Andrews, intenta ganar el único Grand Slam que le falta conquistar para ser considerado el jugador más grande de la historia de este deporte.

20 de Julio de 2000 | 15:23 | Agencias
SAINT ANDREWS.- El sudafricano Ernie Els entregó una tarjeta de 66 golpes -seis bajo par-, con lo que lidera el 129 British Open de golf, tras la disputa hoy de la primera ronda.

Els aventaja por un golpe al favorito, el estadounidense Tiger Woods y al también norteamericano Steve Flesch (ambos con 67 golpes).

Apenas un impacto después de Woods y Flesch se ubica un lote conformado por siete golfistas, entre los que se cuenta el español Sergio García, con 68 golpes.

Woods ratificó hoy en el Abierto Británico de golf su excelente forma al terminar la primera ronda con 67 golpes.

En el soleado "Old Course" de Saint Andrews, Woods completó una brillante vuelta sin bogeys, y deleitó a los cerca de 40.000 simpatizantes que se habían acercado a verlo con cinco birdies.

Woods comenzó su vuelta a las 9:30 de la mañana de un día sin viento con ocho pares consecutivos, y luego hizo cinco birdies en los diez hoyos restantes.

"Juegué muy bien, y estoy satisfecho", dijo sonriente el jugador de 24 años, que busca ganar el único torneo que le resta de los cuatro Grand Slams.

El estadounidense Notah Begay parecía listo para igualar a Woods en el primer puesto, pero cometió un triple bogey en el peligroso hoyo 17 y terminó el día con 69.

No hay escenario mejor para respirar la tradición y la elegancia del golf que el "Old Course" de St. Andrews, Escocia, donde se juega el Abierto Británico, el equivalente a Wimbledon en el mundo de los links.

En esa cancha emblemática el número uno del mundo, el estadounidense Eldrick "Tiger" Woods, intenta ganar el único Grand Slam que le falta conquistar e impedir la reedición del triunfo del escocés Paul Lawrie, campeón en un increible final hace un año en Carnoustie y disminuido para el actual torneo tras sufrir un golpe con un palo enseñándole el martes a un joven los secretos del golf.

Con cerca de 4,2 millones de dólares en premios, de los que 760.000 se destinarán al campeón, St. Andrews abre sus puertas para la edición 129 del Abierto Británico, la número 26 que se celebra en la célebre cancha escocesa.

Ayer se celebró el "desfile de los campeones", con la participación de todos los ex campeones que aún viven. Encabezados por el estadounidense Sam Snead, de 88 años y campeón del torneo en 1946, el "torneo del milenio" homenajeó a 22 hombres que alguna vez alzaron la célebre jarra de plata.

Además de Gary Player, Jack Nicklaus, Lee Trevino o Nick Faldo, defilaron el argentino Roberto de Vicenzo, campeón en 1967, y el español Severiano Ballesteros, tricampeón en 1979, 1984 y 1988.

El presente está representado en Woods, que quiere un triunfo donde nunca festejó aún. Tras ganar el mes pasado el Abierto de los Estados Unidos con quince golpes de ventaja sobre el español Miguel Angel Jiménez, casi nadie parece estar en condiciones de impedirle que, a los 24 años, se convierta en el golfista más joven en haber ganado los cuatro torneos del Grand Slam.

Pero no es lo mismo jugar en Estados Unidos que en una cancha europea, y de eso algo sabe el español Sergio García, que tras su extraordinaria actuación en el US Open de 1999, llegó a Carnoustie pocas semanas después y, tras vueltas de 89 y 83, terminó último con 30 sobre el par y sin poder pasar el corte.

"El Niño" está sufriendo lo que se conoce como el "síndrome del segundo año". Tras sorprender con su explosión en 1999, su temporada 2000 está siendo de discreta para abajo, pero mantiene intacto su talento, y por eso nadie lo descarta en St. Andrews.

Como tampoco puede descartarse al contingente europeo: los británicos Colin Montgomerie, Lee Westwood o Darren Clarke, los españoles Jiménez y José María Olazábal, o el sueco Jesper Parnevik son jugadores capaces de estar en la definición del domingo.

También hay que contar con el paraguayo Carlos Franco, al que los medios británicos citan entre los veinte candidatos al triunfo, con los estadounidenses David Duval, Jim Furyk, Davis Love III y Phil Mickelson, los sudafricanos Ernie Els y Nick Price o el fidjiano Vijay Singh.

Entre los latinoamericanos se cuentan también los argentinos Angel Cabrera -cuarto a un golpe del campeón hace un año-, Eduardo Romero, y José Cóceres, que, naturalmente, no figuran entre los favoritos de los apostadores.

La casa de apuestas británica William Hill consagra por adelantado a Woods, que paga dos libras por cada una apostada, muy lejos del trío Els, Montgomerie y Westwood, con 14/1. García y Olazábal pagan 40 a 1, y Lawrie un remoto 125 a 1.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores