Se viene atípico clásico sudamericano

Con una baja ostensible en el Scratch y eventual salida del técnico, más un imparable invicto de los pupilos de Bielsa, el choque de mañana entre las dos potencias del fútbol sudamericano será un "gallito" también fuera de la cancha y el lucimiento de quienes son los mejores jugadores del mundo.

25 de Julio de 2000 | 15:17 | DPA
RIO DE JANEIRO.- Los brasileños están viviendo con rara intensidad las horas previas al partido que la selección nacional jugará mañana por la noche ante Argentina en el estadio de Morumbí, en Sao Paulo, por las eliminatorias para el Mundial de 2002.

El equipo de Brasil, que incluye en sus filas a algunos de los mejores jugadores del mundo, entre ellos el mediocampista del Barcelona Rivaldo - considerado por la FIFA como el mejor del mundo de 1999- pasa por uno de los momentos más difíciles de su historia.

En los cinco partidos de estas eliminatorias, los brasileños obtuvieron apenas ocho puntos y están en un quinto lugar que, en principio, no les daría el derecho de participar en el Mundial.

Además, el equipo ha sido frecuentemente abucheado en los estadios por el exigente público brasileño. Una derrota ante Argentina sería catastrófica para la moral de los brasileños y la primera probable consecuencia sería la caída del director técnico Wanderley Luxemburgo, hoy considerado por la opinión pública como el principal responsable por el pobre desempeño de la selección.

Para el volante Vampeta, el clásico con los argentinos puede marcar un viraje en la campaña de los brasileños en las eliminatorias, no sólo por la historia de ambas selecciones, sino también por el hecho de que los albicelestes ocupan invictos el primer lugar.

"Una victoria sobre Argentina va a cambiar totalmente la situación de Brasil en las eliminatorias", observó Vampeta. Y sintetizando el sentir de los aficionados, el volante añadió que "es Brasil entero que va a entrar a la cancha, y no sólo los once jugadores".

Luxemburgo, que en cada partido ha presentado un equipo diferente, dijo que sólo dará a conocer la alineación de su equipo poco antes de entrar en la cancha, pero entre la crítica deportiva hay un razonable consenso en la probable alineación.

De acuerdo con los experimentos de los últimos entrenamientos, parece probable que Brasil entre a la cancha con Dida; Evanilson o Belletti, Antonio Carlos (capitán), Roque Júnior y Roberto Carlos; Emerson, Vampeta, Ze Roberto y Alex; Ronaldinho Gaúcho y Rivaldo.

La principal novedad en esta formación es la inclusión del mediocampista ofensivo Rivaldo, que jugará como delantero neto, en una decisión tomada apenas por el hecho de que dio buen resultado en un entrenamiento.

Según Bielsa, los argentinos formarían con Bonano, Sensini, Ayala y Samuel; Zanetti, Simeone, Verón y Cristian González; Ortega, Crespo y Claudio López.

A pesar de que los pupilos de Marcelo Bielsa están en su mejor momento -en primer lugar y con quince puntos- los problemas de Brasil poco pesan a la hora de formular vaticinios para un encuentro como éste.

Cuando Brasil y Argentina entren a la cancha para disputar el mayor clásico sudamericano, los antecedentes suelen quedar a un lado y los pronósticos se tornan imposibles, porque ésta ha sido desde siempre una confrontación en la que todo puede ocurrir.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores