"Pacho" Maturana sufre en delantera

El técnico de la selección peruana cuenta con sólo dos delanteros -Claudio Pizarro e Israel Zúñiga- a nivel internacional, pero cero efectividad. No sabe a quién echar mano, pues los otros postulantes no han demostrado más que los titulares.

03 de Agosto de 2000 | 11:45 | DPA
LIMA.- El técnico de la selección peruana de fútbol, Francisco Maturana, se enfrenta hoy a una dura realidad: sólo tiene dos delanteros de alguna calidad para enfrentar la eliminatoria mundialista.

Si Claudio Pizarro o Israel Zúñiga se lesionaran en el curso del partido contra Venezuela y tuvieran que ser sustituidos, el Perú se convertiría en el único equipo que juega con menos de dos atacantes, como local, ante la "cenicienta" del balompié sudamericano, a la que todos pretenden golear.

Maturana decidió dejar esta vez de lado a Abel Lobatón, la carta que conservaba para emergencias pero que nunca le aportó nada. El jugador de Atlético Paranaense de Brasil es más brincos que contundencia y seguramente naufragaría ante un esquema venezolano que se anticipa conservador.

Algunos periodistas siempre dispuestos a criticar al técnico se rasgaban hoy las vestiduras por la no convocatoria de delanteros como Roberto Silva o el veterano Andrés González, pero todos, incluso ellos, saben que son jugadores que no marcan diferencia siquiera en el torneo local y que apenas alcanzan para el nivel doméstico.

Ninguno ya se atreve a sugerir a Waldir Sáenz, eterno fracasado en la selección, ni tampoco a Roberto Holsen, que hizo parte de las primeras convocatorias de Maturana pero se fue diluyendo.

Pizarro, del Werder Bremen alemán, y en menor grado Zúñiga, del Coventry City inglés, son los únicos delanteros netos peruanos que parecen capaces de producir zozobra en las defensas adversarias.

Pero la estadística demuestra que incluso ellos no han sido capaces de marcar un gol en seis fechas de eliminatoria.

De los cuatro goles marcados hasta ahora por el Perú, tres han sido de mediocampistas y el restante de un defensa. Cifras que ayudan a explicar las cada vez más pobladas canas de Maturana.

Ante esas circunstancias, el seleccionador tendrá que buscar otras variantes. El talentoso armador Roberto Palacios, por ejemplo, podría subir algunos metros. Desde la banca se podría echar mano del volante Paolo Maldonado o hasta el marcapunta Julio Rivera, que muestran más capacidad ofensiva, aunque son creadores y no definidores.

Sin gol, Maturana se ha visto obligado a dejar atrás su lirismo. Por eso ayer confesaba que aunque su ideal es ganarle a Venezuela el 16 por al menos cinco goles de ventaja, se alegrará de hacerlo con uno marcado en el minuto 90 gracias a un penal injustamente sancionado.

Jugadas seis fechas de la eliminatoria sudamericana, el Perú suma cinco puntos. El volante Juan Jayo ya lo advirtió: "Si sacamos un resultado negativo ante Venezuela tendríamos que decirle adiós al Mundial".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores