Por unos dólares más

Aún no está segura la ciudad de Sao Paulo, Brasil, como sede del Gran Premio Latinoamericano 2001. Sus directivos solicitaron 60 días de plazo para conseguir auspiciadores que ayuden a abaratar los costos de la carrera.

10 de Agosto de 2000 | 12:20 | El Mercurio Electrónico
SANTIAGO.- No han pensado en una sede alternativa, los dirigentes de la Asociación Latinoamericana de Jockey Clubes (ALAJC), para la organización del Gran Premio del próximo año. Sao Paulo sigue siendo la primera y única opción, aunque sus dirigentes hayan solicitado un período de 60 días para conseguir un sponsor que les ayude a costear la organización de la carrera.

Es que ya no están los tiempos para que los directorios de los hipódromos se hagan cargo de la prueba internacional con apenas los recursos que generan la ALAJC y ellos mismos. Porque deben costear el hospedaje y comida de los caballos extranjeros y sus cuidadores, propietarios, jinetes y preparadores, además de bonificar los gastos de traslado de aquellos que no figuren en tabla y que no obtengan un premio en dinero.

Y es ahí donde los costos han subido una enormidad. Por ejemplo, en Chile ya no hay vuelos cargueros de itinerario que cubran las principales ciudades de Sudamérica donde la hípica es una actividad destacada (Buenos Aires, Lima, Río de Janeiro y Sao Paulo), por lo que se debe solicitar con mucha antelación un lugar en la carga de un vuelo de pasajeros para poder llegar a destino. Incluso a Argentina los viajes se están haciendo en camión, vía Mendoza, en un periplo que dura dos días.

"Lamentablemente las líneas aéreas que antes tenía vuelos cargueros, como Air France, Lufthansa y KLM, ya no los hacen o suspendieron el aeropuerto internacional de Santiago como destino", dice Trinidad Figueroa, de Figueroa Air Cargo, empresa especializada por años en el traslado de caballos de carrera.

La empresaria añade que un viaje a Lima cuesta alrededor de US$7.500 (cerca de $4 millones), a lo que hay que agregar el valor del pasaje del cuidador. En cambio, si el destino es Miami, el traslado de un finasangre tiene un costo cercano a los US$4.300 ($2,4 millones) más los gastos que ocasione el cuidador del ejemplar.

Por eso Sao Paulo se lo ha tomado con calma, esto de ser sede del próximo Gran Premio Latinoamericano. La búsqueda de sponsors podría pasar por la colaboración de la tarjeta de crédito Visa, que en Chile ya auspició el GP Hipódromo Chile y la semana pasada hizo lo mismo con el GP del Brasil, prueba que en años anteriores contó con el apoyo de la Lotería local. Dólares más o dólares menos, es una oportunidad que la hípica paulista no puede desaprovechar luego de la suspensión de la edición de este año por la aparición de muermo, una especie de gripe que no permitió la realización de la carrera para impedir el contagio.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores