Romario aún sueña con Sydney

Pese a no ser nominado por el DT Wanderley Luxemburgo, el experimentado atacante dijo públicamente que todavía espera ser convocado para ir a los Juegos Olímpicos.

21 de Agosto de 2000 | 10:48 | EFE
RIO DE JANEIRO.- El atacante brasileño Romario de Souza Faría aprovechó la vitrina periodística que ganó el domingo tras anotar los dos goles de la victoria del Vasco da Gama 2-1 sobre el Ponte Preta para dar un recado público al seleccionador nacional, Wanderley Luxemburgo: quiere ser convocado para los Juegos Olímpicos de Sydney'2000.

Romario, que el viernes pasado fue convocado para la selección absoluta que se medirá a la de Bolivia el 3 de septiembre próximo por la octava fecha de las eliminatorias mundialistas, supo ese mismo día que tendría que dejar de soñar con los Juegos Olímpicos, para los que no fue convocado.

"Mi experiencia y mi oportunismo podrán ser bastante útiles tanto para la selección absoluta como para la selección olímpica", aseguró Romario en declaraciones reproducidas este lunes por todos los diarios y en las que afirmó que aún sueña con disputar las Olimpíadas.

El sueño olímpico de Romario llegó a su fin cuando el técnico Luxemburgo renunció a su derecho de convocar a tres jugadores mayores de 23 años para los Juegos Olímpicos.

En compensación, Luxemburgo lo convocó por primera vez para integrarse a la selección absoluta de Brasil, que en su próxima fecha por las eliminatorias sudamericanas se medirá con Bolivia en el estadio Maracaná de Río de Janeiro.

El ex artillero del Barcelona español y del PSV Eindhoven holandés es considerado por Luxemburgo como el delantero que puede poner fin a la sequía goleadora de siete parejas de atacantes ya convocadas para encuentros por las eliminatorias para el Mundial 2002.

Tras haber conquistado una Copa del Mundo y luego de haber integrado una selección olímpica que sólo obtuvo la medalla de plata en Seúl '88, Romario soñaba con poder disputar la próxima Olimpíada y lograr la medalla de oro, el único título importante del mundo que le falta al fútbol brasileño.

El delantero también pretendía entrar a la historia como el futbolista que más tiempo demoró en disputar su segunda Olimpíada (12 años), así como el único en conquistar dos veces el título de mayor goleador en Juegos Olímpicos (fue el que más tantos hizo en Seúl '88, con siete goles).
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores