¿Habrá caras alegres?

Las Mil Guineas, primera etapa de la Triple Corona del Hipódromo Chile, pondrá frente a frente por segunda vez a Carita Alegre y Printemps. Ambas tienen cuentas pendientes.

24 de Agosto de 2000 | 17:43 | El Mercurio Electrónico
SANTIAGO.- Llegó la hora de ajustar cuentas. Se las deben desde el 17 de junio, cuando se enfrentaron por primera vez en el Tanteo de Potrancas. Carita Alegre y Printemps serán las principales animadoras de las Mil Guineas, prueba con la que el sábado (17.25 horas) se pondrá en marcha la Triple Corona del Hipódromo Chile.

En muy distinto pie las sorprendió el primer enfrentamiento. Cuando Carita Alegre se había transformado en la mejor hembra de la arena, merced a los cinco triunfos consecutivos (cuatro de carácter clásico) que acumulaba, Printemps probaba suerte por primera vez en la pista de La Palma tras sumar dos fracasos en carreras de máxima categoría, tras su salida de perdedoras, en el pasto del Club Hípico de Santiago.

En aquella oportunidad el triunfo fue para Printemps, que con una larga y fuerte atropellada superó por 3 3/4 cuerpos a la favorita de todos y consiguió el único pasaje rumbo a la Triple Corona de Potrancas, circuito que continúa con las Guineas, que termina con el premio Alberto Solari Magnasco y que podría recompensar a sus dueños con US$150 mil.

Y producto de esa actuación es que la hija de Hussonet fue adquirida por propietarios norteamericanos, Amerman Racing, cuyos colores defenderá el sábado.

Pero mientras Printemps no se ha presentado en público desde que derrotó a la invicta, ésta no perdió el tiempo y regresó al campo de la mejor manera: con un triunfo por más de seis cuerpos en el premio Salvador Hess Riveros.

"Creo que no será problema el largo tiempo sin correr porque la yegua se ha visto muy bien en los aprontes. Es cierto que no es lo mismo que una competencia, pero los ejercicios nos dan una pauta de su calidad y de lo que tendrán que correr sus rivales para superarla", ha dicho el preparador de Printemps, Alfredo Bagú.

En carreras de caballos no hay nada escrito, menos en un clásico de la categoría de las Mil Guineas. Pero hay algo que sí es seguro: las caras alegres no faltarán, ni a la carrera ni después, porque de todas maneras tendrá que haber una ganadora.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores