Todos contra la EPO

El Comité Olímpico Internacional aprobó la realización de controles en Sydney, vía muestras de orina y de sangre.

28 de Agosto de 2000 | 11:21 | AP
LAUSANA, Suiza.- Los deportistas que compitan en los Juegos Olímpicos de Sydney deberán someterse a análisis para detectar la sustancia dopante EPO, luego que el Comité Olímpico Internacional (COI) aprobara la realización de controles, a menos de tres semanas del comienzo de la competencia.

Se calcula que se harán por lo menos unos 400 análisis entre el 2 de septiembre, cuando abre sus puertas la villa olímpica, y el 1 de octubre, el último día de competencia, según el jefe de la comisión médica del COI, Alexandre de Merode.

"Creo que tendrá un impacto positivo en los deportistas que no hacen trampas. Y para los que hacen trampa, espero que les dé un buen susto", comentó De Merode.

Añadió que se harán unos 3.800 análisis antidopaje de aquí al 1 de octubre y que las muestras de orina a ser usadas en los controles para detectar EPO serán empleadas asimismo para buscar esteroides anabólicos.

El COI aprobó un método para detectar la EPO que combina análisis de orina y de sangre luego de que su comisión jurídica decidió que no había ningún impedimento legal. "Nos tomó 14 ó 15 años encontrar un método válido", expresó De Merode.

Agregó que quienes se nieguen a someterse a este análisis, no podrán competir. "Si no están de acuerdo con los reglamentos, no tienen ninguna obligación de competir", afirmó.

EPO (eritropoyetina) es la droga que estuvo en el centro del escándalo en el Tour de Francia '98. Se estima que es muy usada en los deportes de resistencia, las carreras de larga distancia, la natación y el ciclismo.

La EPO es inyectada y aumenta la cantidad de glóbulos rojos, que son los que transportan oxígeno a los músculos. Los expertos dicen que puede mejorar el rendimiento de un deportista en un 15 por ciento.

Hasta ahora no había forma de detectar la EPO, pero el COI aprobó ahora dos métodos, uno de científicos franceses en el que se analiza la orina y otro de científicos australianos en el que se analiza la sangre.

En Sydney se considerará que un deportista se dopó con EPO si tanto el análisis de la muestra de orina como el de la muestra de sangre dan positivo.

De Merode dijo que el análisis de orina francés tiene todavía "algunas deficiencias menores", las cuales son compensadas por el análisis de sangre australiano.

El próximo objetivo del COI será encontrar un método para detectar el uso de la hormona de crecimiento humano, otra de las formas de dopaje de moda.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores