Un coreano conquista Nueva York

Hyung-Taik Lee se ha convertido en la gran relevación del US Open 2000, tras lograr sus paso a los octavos de final del torneo, donde enfrentará a Pete Sampras. Lee, de 24 años, es el número uno de su país y el 182 del mundo.

03 de Septiembre de 2000 | 16:41 | DPA
NUEVA YORK.- Hyung-Taik Lee es el tenista surcoreano sensación del Abierto de Estados Unidos de tenis, gracias a haber conseguido su pase a los octavos de final siendo un completo desconocido.

Del desacreditado Bronx neoyorquino al estadio olímpico más grande del mundo. Desde el sábado, el jugador de 24 años es el ''tema'' del tenis mundial, ya que el lunes disputará a su ídolo en persona, el estadounidense Pete Sampras, y ante 20.000 espectadores, los octavos de final en el Estadio Arthur Ashe.

''Espero que el ambiente y el estadio no me intimiden demasiado. En cualquier caso, prometo una gran lucha'', aseguró el simpático Lee después de su victoria ante el alemán Rainer Schuettler en tercera ronda.

Un intérprete tuvo que contar su historia, ya que no habla inglés. El es un ''joven del campo'', de la localidad de Hang Sung, que se encuentra en la provincia de Kang Won Do. Su padre murió joven, mucho antes de que él empezara a jugar al tenis.

''Eso empecé a hacerlo (jugar al tenis) cuando estaba en el tercer curso'', afirmó la joven sensación.

Hoy en día es el número uno de su país y obtiene a diario nuevos records en Nueva York, ya que antes de él jamás un surcoreano ganó un partido en un torneo de Grand Slam. El 6-2, 3-6, 6-4 y 6-4 contra Rainer Schuettler fue el tercero de los ganados del clasificado en la fase previa.

Anteriormente venció al estadounidense Jeff Tarango y al argentino Franco Squillari, número trece de la ATP, que este año llegó a las semifinales del Roland Garros y ganó en los torneos de tierra batida de Múnich y Sttutgart.

''Escribo en estos momentos la historia del tenis coreano'', afirmó orgulloso Lee.

Su aventura estadounidense no empezó esplendorosamente, pero sí a toda prisa. En un torneo challenger en Binghamton perdió los cuartos de final, se comió corriendo una hamburguesa y esa misma noche se dirigió hacia Nueva York para poder participar en un challenger en el Bronx. Llegó a la una de la noche, ''muy cansado y feliz''.

Empezaba su ''cuento''. Perdió en la tercera ronda de clasificación pero pudo entrar finalmente en el torneo como ''lucky loser'', ganó el torneo y 7.200 dólares y desde entonces sólo gana. Diez victorias consecutivas en total.

Un antiguo jugador de tenis surcoreano es la única persona que Hyung-Taik Lee conoce en Nueva York.

''Naturalmente tiene una tintorería'', bromeó Lee, que se pasó riendo todo el rato el todavía para él poco habitual juego de las preguntas-respuestas en la primera gran conferencia de prensa de su vida.

Lee, cuyo golpe más peligroso es el revés, ganó hasta ahora 55.000 dólares tras la victoria contra Schuettler, el doble de lo que consiguió en todo el año pasado.

Sólo gracias a un patrocinador (Samsung) pudo hasta ahora pagarse los viajes alrededor del mundo y los caros hoteles en los que se hospeda cuando disputa un campeonato.

El surcoreano podría duplicar la suma si consigue vencer a Sampras, a pesar de que ni el propio Lee cree que eso sea posible.

Un periodista le preguntó cuál era el ''jaleo'', que creía podría organizar en caso de que regresara a Seúl como el campeón del abierto de Estados Unidos. Lee rió cuando le tradujeron la pregunta. Luego contestó con un seco ''creo que sólo puedo imaginar que resultaría muy difícil salir del avión'', concluyó.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores